4 errores a la hora de planificar tu temporada como runner

4 errores a la hora de planificar tu temporada como runner Comentarios
Siguenos en el canal de

Cuando empezamos la temporada, muchos de nosotros nos marcamos un objetivo; concluir una determinada carrera, conseguir una marca y muchas veces ambas a la vez; bajar nuestra mejor marca en una carrera concreta.

Esta semana hablamos con Aitor Loizaga nuestro coach deportivo que nos ayudará a planificar la temporada de una manera realista y evitar errores que la echen por tierra. Y como siempre ya saber que BIO3 Colágeno Forte patrocina este podcast. El mejor suplemento deportivo para tus articulaciones.

Escuchar podcast

La temporada está ya muy avanzada y para muchos ya ha pasado esa fecha que habíamos señalado en rojo en el calendario. Y toca hacer balance.

planificar temporada running

Si hemos conseguido el objetivo, ¡¡¡enhorabuena!!!!. Disfrútalo. Ya habrá tiempo para pensar en la siguiente temporada y afrontar un nuevo reto.

Hoy hablaremos de cuando no hemos alcanzado nuestro objetivo. Nos hemos retirado de esa carrera que pretendíamos acabar, no hemos bajado esa marca que tenemos clavada desde hace tiempo, o incluso, no hemos llegado a presentarnos a esa prueba. Seguramente estaremos con un regusto amargo, decepcionados, incluso desconcertados.

Si entendemos lo que nos ha pasado, podremos preparar la próxima temporada para esta vez sí, CONSEGUIR NUESTRO OBJETIVO

Por eso, necesitamos analizar fríamente, con la razón y no con el corazón, por qué elegimos ese objetivo y las razones de no conseguirlo.

Nos damos cuenta de que el objetivo era INALCANZABLE, pero tenemos AMBICIÓN:

Analizas fríamente el objetivo que te marcaste a principios de temporada y te das cuenta de que con tu ritmo de vida, horarios de trabajo, forma física de la que partías, vida familiar, etc... era casi imposible conseguirlo.

Es posible que en su momento fuéramos muy ambiciosos, conscientes de que nuestro objetivo era muy difícil de alcanzar, pero cargados de muchísima ilusión, nos proponíamos conseguirlo.

Estamos seguros de que vamos a entrenar muy duro para conseguirlo. Has dedicado todo el tiempo que habías previsto a entrenar, pero que ha sido menos del que hubieras necesitado o tu punto de partida era insuficiente. Has luchado, te has entregado, pero no lo has logrado.

Has sido ambicioso y te has esforzado al máximo. Aunque no lo has conseguido tienes todos los elementos para conseguirlo, esta vez sí, la próxima temporada; conoces tu cuerpo, sabes lo que le puedes exigir, el tiempo que puedes entrenar... Sólo tienes que hacerte una pregunta: ¿Qué más tengo que hacer para conseguirlo el próximo año?. Y sobre todo saber si estás dispuesto a hacer los sacrificios necesarios. El trabajo de este año es un gran paso hacia tu meta. Ahora estás mucho más cerca. Y lo vas a conseguir

El Objetivo era inalcanzable pero ya lo sabías

planificar temporada runningSuena raro, ¿verdad?. El miedo al fracaso nos condiciona muchas veces. Y eso hace que nos marquemos un objetivo que en nuestro fuero interno sabíamos que no íbamos a conseguir, sencillamente porque no podíamos dedicarle todo el tiempo necesario, pero aún así, es nuestra meta.

Sólo se falla cuando hemos estado en condiciones de poder alcanzarlo. Pero aquí, nos fijamos un objetivo imposible. Por qué?. Porque nunca tendríamos la sensación de haber fracasado; nunca fracasamos si era imposible conseguirlo. 

Es muy cómodo porque así nunca sentiremos esa frustración, ese desánimo de no haber conseguido las cosas. Pero por otro lado, nunca sentiremos la alegría ni la satisfacción de haberlo logrado. Es como los que dicen "no me voy a enamorar por si luego me dejan y me hacen daño". Pero en la vida debe de haber pasión, ilusión, alegrías y tristezas.

Pregúntate para qué corres. Si es por relajarte, hacer deporte, etc... no hace falta que te marques un objetivo. Simplemente disfruta de lo que estás haciendo. Y si quieres marcarte un objetivo, se honesto contigo mismo y hazte un plan de entrenamientos que SI estés dispuesto a seguir. Todo lo demás es engañarte a ti mismo.

Fíjate en las imágenes de los corredores que terminan por primera vez un maratón. Posiblemente muchos de ellos lo han intentado antes y no lo consiguieron. Sí; eso les supuso frustración, tristeza, desánimo. Pero mira la cara de satisfacción que tienen al entrar en la meta; el puño en alto... en ese instante todos los malos momentos anteriores se ha borrado. Quiéres sentir esa alegría?. Ver que todos los entrenamientos, el trabajo, el esfuerzo ha merecido la pena. Ya sabes lo que tienes que hacer; Mójate.

El Objetivo era ALCANZABLE, pero no lo he conseguido

DESCONCIERTO: He cumplido mi plan de entrenamientos a rajatabla, he cuidado la comida, el descanso. Hemos entrenado bien, hemos hecho todas las sesiones, hemos cuidado la alimentación, los descansos.... Y nos hemos quedado a las puertas de lograrlo.

Junto a la frustración sumamos el desconcierto; ¿por qué no lo he conseguido?; ¿dónde está el fallo?; ¿qué tenía que haber hecho de diferente para lograrlo?. Todos los test que hice durante la temporada y antes de la carrera estaban muy bien pero he fallado en la prueba.
Aquí es muy posible que la tensión, el estrés de tener al alcance de la mano ese objetivo por el que llevamos tanto tiempo trabajando, nos haya jugado una mala pasada y haya influido en nuestro rendimiento. Es imprescindible trabajar la concentración, eliminar miedos para superarlo.

Pregúntate, ¿qué necesito para que todo el trabajo de entrenamiento se refleje el día de la competición?. Si seguimos haciendo lo mismo, tendremos iguales resultados. Cambia y tendrás resultados diferentes.

El Objetivo era ALCANZABLE pero nos hemos DESINFLADO

Fuimos sinceros con nosotros mismos en cuanto a lo que queríamos conseguir y los tiempos de entrenamientos, número de sesiones.... Entonces, ¿qué falló?.

La temporada es larga y la motivación e ilusión con la que empezamos se fue difuminando con el paso del tiempo; hacemos las sesiones pero no con la intensidad necesaria (vamos; que no lo damos todo), nos saltamos alguna sesión que otra, no cuidamos tanto la alimentación... Luego, muchas veces llega un momento en el que nos volvemos a animar y entrenamos a tope todos los días que nos toca y cuidamos la alimentación. Pero ya es tarde para recuperar el tiempo perdido, y no alcanzamos nuestro objetivo.

Tenemos que preguntarnos; para qué corremos?; qué nos aporta el running?; qué significa para nosotros conseguir ese objetivo?; realmente queremos conseguirlo?. En este supuesto, el trabajo mental (concentración, la ilusión, la constancia....) debe ir de la mano del propio entrenamiento para triunfar.

Es muy importante que seamos sinceros con nosotros mismos; tómate tu tiempo y analiza qué has hecho esta temporada. Piensa en qué hubieras necesitado para conseguirlo; más horas de entrenamiento, más sesiones, más constancia... y si tu ritmo de vida te va a permitir hacerlo en el futuro. Si vas a poder hacerlo.

Para conseguir nuestro objetivo hay que entrenar. Y trabajar duro; horas de entrenamiento, tiempo que quitamos a la familia, a nuestro tiempo libre, a otras aficiones. Sin eso no conseguiremos nada.

Pero muchas veces, además de entrenar y trabajar lo físico, hay que trabajar la mente, nuestra fuerza de voluntad, nuestra constancia, controlar la tensión de la propia competición. Que cuando estemos haciendo una tirada larga y llevemos ya un buen rato corriendo y empezamos a oír esa voz interior que nos dice que ya estamos cansados, que paremos ya, que con lo que hemos corrido es suficiente, que cada vez que damos otra zancada tengamos la tentación de que sea la última .... Tengamos claro que vamos a seguir corriendo. Y seguimos porque nos gusta correr, nos apasiona correr. Porque es lo que quiero hacer y lo que me gusta. Soy un RUNNER.

Siguenos en el canal de

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar

1 comentario

  1. 17 de enero de 2017 huejeje Me ha gustado mucho el artículo:
    Quiero explicar a tus lectores la importancia de marcarse unos objetivos realistas. Cuando nos marcamos un objetivo que a priori que sabemos de sobra que no vamos a conseguir estás minando tu autoconfianza para futuros objetivos.
    Como dice el artículo siempre se debe planificar (da igual si es a principio de temporada como a mediados). Los objetivos pueden ser movibles.
    Es decir, si te basas en objetivos de realización en vez de de resultados no sufrirá tanto tu autoconfianza (podéis echar un vistazo a cómo marcarte un objetivo en https://www.universodeportivo.es/tecnica-para-conseguir-objetivos/).
    Por último no dejéis nunca de lado la técnica de costes y beneficios que te da un objetivo más ambicioso conlleva mucho más esfuerzo y algunas veces no somos conscientes de los costes que tenemos que pagar.
    David Muela

Enlaces relacionados

  1. ¿De verdad es tan difícil adelgazar? con Anna Sauló

    ¿De verdad es tan difícil adelgazar? con Anna Sauló

    ¿Sabías que la dieta de una mujer deportista difiere de la de un hombre que hace el mismo deporte? Esta y muchas curiosidades sobre alimentación, dietas, consejos nos los contará hoy la nutricionista Anna Sauló
  2. Eneritz Alonso lidera el movimiento IronCrowns, la comunidad para mujeres deportistas

    Eneritz Alonso lidera el movimiento IronCrowns, la comunidad para mujeres deportistas

    Esta semana pasa por Runnea Podcast Eneritz Alonso, responsable de contenidos de Ironcrowns.com, una comunidad de mujeres deportistas que supera ya las más de 150.000 usuarias únicas al mes. Hablaremos de su filosofía, de sus objetivos, de nutrición, de moda o de entrenamiento.
  3. Behobia San Sebastián, hablamos con Fernando Ibarreta de la gran fiesta del running

    Behobia San Sebastián, hablamos con Fernando Ibarreta de la gran fiesta del running

    La Behobia San Sebastián llega a su edición número 52 y para hablar de todos los detalles de la prueba, de su historia, de sus novedades e incluso de su futuro hemos hablado con Fernando Ibarreta productor ejecutivo de la carrera.

© RUNNEA Copyright 2016.