Running: Zapatillas para correr

¿Qué hace un runner en el gimnasio?

¿Qué hace un runner en el gimnasio? ComentarioComentarios
por Imanol Loizaga Imprimir |
Siguenos en

Sí, por supuesto que lo que nos gusta es correr sintiendo el asfalto, la hierba, la tierra o la roca bajo nuestros pies con el aire pegándonos en la cara; solos o en compañía, haciendo un rodaje suave para despejarnos o unas series para preparar nuestro próximo objetivo. También conocemos corredores (a lo mejor nosotros mismos) a los que no les gusta el gimnasio, lo odian y prefieren salir a la calle incluso con granizo o temperaturas bajo cero frente a la alternativa de encerrarse entre cuatro paredes en unos pocos metros cuadrados llenos de máquinas, pesas y artefactos por los que no sienten ninguna simpatía.

Aún así casi nadie duda de los beneficios que un buen trabajo en el gimnasio puede reportarnos, sabemos que es un gran complemento que para nuestro entrenamiento diario y que nos va a ayudar a mejorar nuestra condición física general. A día de hoy los profesionales del atletismo, incluso los de maratón entrenan también en el gimnasio con máquinas y pesos libres, pero existen algunos mitos, afirmaciones sin fundamento que llevamos oyendo años y que desaconsejan totalmente poner un pie en un gimnasio, ni simplemente trabajar con pesos en cualquiera de sus variantes. 

Mitos sobre el trabajo de pesas de un runner

Las pesas te vuelven lento. 

Al contrario, un buen trabajo de musculación va a ayudarnos, entre otras cosas, a ser más rápidos al ganar fuerza y potencia y realizando las consiguientes transferencias. No hace falta más que ver a los corredores de 100 metros lisos, pura potencia, los más rápidos del mundo y la musculación es una parte importantísima en su entrenamiento. Y no nos olvidemos de los grandes fondistas capaces de hacer por debajo de 26 segundos los últimos 200 metros de un 10.000. 

Con las pesas pierdes flexibilidad. 

No te hacen perder flexibilidad per se, pero hay que trabajarla con un poco más de atención. ¿Parece poco flexible un vallista con la pierna casi tocando el pecho en el paso de la valla o un especialista de 3.000 obstáculos al pasar la ría?

Pues detrás de todos o casi todos ellos hay un entrenamiento en el gimnasio como parte fundamental de su preparación. No sólo de musculación pura y dura sino de ejercicios de pliometría, propiocepción, estiramientos, coordinación, etc... un abanico amplísimo a nuestra disposición también.

Y qué hacemos entonces en el gym

Básicamente el trabajo que debemos realizar en el gimnasio dependerá del momento de la temporada en que nos encontremos y el tipo de pruebas que estemos preparando. Evidentemente no es igual el entrenamiento de un velocista que el de un mediofondista, un maratoniano o un corredor de montaña.

¿Poco peso y muchas repeticiones?

Últimamente se discute mucho sobre si un atleta debe hacer ejercicios con poco peso y muchas repeticiones usando máquinas principalmente o si por el contrario debe trabajar con mayores cargas (submáximas e incluso máximas) valiéndose de pesos libres: pocas repeticiones y mucho peso, ejercicios multiarticulares, sentadillas, arrancada, press militar, etc...

Todo esto lo dejamos en manos de los entrenadores y médicos deportivos que son los que deben valorar las necesidades particulares de cada atleta, pero no está de más saber una serie de principios y generalidades que podemos aplicar nosotros mismos:

  • En la fase básica de preparación o acondicionamiento general (al comienzo de temporada, tras el descanso después de una maraton,…) se suele trabajar haciendo base, fortalecimiento general y aprovechando para intentar compensar los desequilibrios musculares y las zonas más débiles. Variedad de ejercicios, mejor en circuito que uno a uno y empezando a acostumbrar a nuestro corazón, músculos y tendones.
  • Según vayamos avanzando en nuestra preparación los ejercicios deberán ser más específicos incidiendo especialmente en la buena ejecución de los mismos. Que el trabajo en el gimnasio sea complementario al que hacemos en la calle con cuestas, escaleras y demás.
  • En la fase de afinamiento y/o competitiva se suele disminuir la carga y la periodicidad de las sesiones, incluso hay profesionales que suprimen el trabajo de gimnasio o por lo menos la parte de musculación.

Cosas que deberías tener claras antes de cruzar la puerta del gimnasio

CONVENCETE DE SUS BENEFICIOS

Si piensa que es una pérdida de tiempo, lo será. Tienes mucho que ganar, seguro.

VE EN PROGRESION

No hagas como aquel corredor que nunca había pisado un gimnasio y en vacaciones se metió al del hotel, probó todas las máquinas que se pusieron a su alcance y se pasó una semana sin poder moverse. Usa la cabeza.

TEN PACIENCIA Y SE REGULAR

Hay que ir paso a paso, los beneficios los verás a medio plazo, y serán muy grandes. Si el primer día haces press tras nuca con 90 kg lo más probable es no puedas levantar el brazo ni para coger el grifo de la ducha en unos días.

PRESTA ESPECIAL ATENCION A LA TECNICA DE CADA EJERCICIO

Si dispones de un instructor o entrenador que te explique exactamente cómo ejecutar cada ejercicio aprovéchalo. Así sacarás mayor rendimiento y evitarás lesiones, sobre todo al trabajar con pesos libres.

CALIENTA BIEN

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, el calentamiento no es necesario sino imprescindible.

INTENTA REALIZAR ALGUN TIPO DE TRANSFERENCIA

De la misma forma que tras un entrenamiento de cuestas haces unas rectas buscando frecuencia de zancada para que haya una transición desde el trabajo de potencia al de velocidad aquí también puedes hacerlo valiéndote de la cinta e incluso saliendo a la calle.

NO TE OLVIDES DE ABDOMINALES Y LUMBARES

Nos ayudarán a mejorar la técnica de carrera, el cuerpo irá más erguido y la eficiencia de la zancada se optimiza. Nunca es tarde para correr un poco mejor.

ESTIRA Y ESTIRA

Con más motivo si cabe que cuando corremos. Es una parte muy importante de nuestro entrenamiento al a que no le solemos dedicar el tiempo que merece.

EL GIMNASIO NO SUSTITUYE A LA CARRERA

Es peligroso tomar la costumbre de quedarte en la cinta cuando llueve. Si toca gimnasio haz gimnasio y si toca correr y mojarse...pues a correr y mojarse.

...Y DISFRUTA

Intenta que sea ameno, que aquí estamos para pasarlo bien, no lo olvides.

Siguenos en

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar

Enlaces relacionados

  1. ¿Cómo contabilizar correctamente los kilómetros que hemos entrenado?

    ¿Cómo contabilizar correctamente los kilómetros que hemos entrenado?

    Hace no muchos años nuestros entrenamientos estaban apuntados en una libreta y todos los días procedíamos a sumar los kilómetros. ¿Pero qué es lo correcto?
  2. La tirada larga a ritmo. El entrenamiento para maratón

    La tirada larga a ritmo. El entrenamiento para maratón

    "Si no soy casi capaz de ir a este ritmo durante 28 kms, ¿cómo voy a poder ir aún más rápido durante 42 dentro de unas semanas?" ¿Quién no se ha hecho esta pregunta no una sino muchas veces?
  3. La tirada larga en maratón: La tirada en progresión

    La tirada larga en maratón: La tirada en progresión

    ¿Cuál sería la manera correcta de hacer esta tirada en progresión? O a lo que queremos llegar, ¿cuál debería ser la diferencia de ritmos entre los primeros kms y los últimos para cumplir el objetivo?
  4. ¿Cuántos maratones se pueden correr al año?

    ¿Cuántos maratones se pueden correr al año?

    ¿Y por qué no se puede hacer una maratón a tope cada 2 meses o menos?
  5. ¿Conoces los clinics adidas trail running?

    ¿Conoces los clinics adidas trail running?

    Siguiendo con la estrategia de dar a conocer su producto y potenciar la colección de trail running, adidas organizar a lo largo del año una serie de encuentros en diferentes ciudades de España.

© RUNNEA Copyright 2020.