09-10-2016 Electrónica

Cómo funcionan los pulsómetros ópticos o de muñeca

Cómo funcionan los pulsómetros ópticos o de muñeca
  • Facebook Icon
  • Twitter Icon
  • Whatsapp Icon
Koldo Larrea
Por Koldo Larrea
Periodista y fotógrafo

Los nuevos wearables de gama alta, además de ser ya pequeños ordenadores portables, incorporan una pionera tecnología de monitorización de los latidos del corazón mediante la incorporación de una serie de sensores ópticos en la muñeca para conocer el número de pulsaciones por minuto cuando practicas deporte. Es el caso del nuevo Apple Watch Series 2, la pulsera de actividad Fitbit Charge HR, el Polar A360 o el reloj para running Garmin Forerunner 735XT.

El sensor de frecuencia cardiaca que incorporan los más punteros relojes para running, pulseras de actividad y smartwaches se basa en una técnica conocida como fotopletismografía. Esta vanguardista tecnología, cuya pronunciación resulta un tanto complicada, se utiliza no solamente para medir las pulsaciones. También sirve para monitorizar la respiración o el grado de profundidad de una anestesia.

Esta tecnología se basa en un hecho muy simple: La sangre es roja porque refleja la luz roja y absorbe la luz verde. Esos sensores se apoyan un unas luces LED de color verde en combinación con unos fotodiodos sensibles a la luz para detectar la cantidad de sangre que fluye a través de tu muñeca en un momento determinado.

En la imagen de abajo, correspondiente al Apple Watch, se puede apreciar el esquema del sensor óptico que ha desarrollado la firma de Cupertino. Por un lado, en la coordenada correspondiente al eje de la X, se encuentran los LED de color verde e infrarrojos, mientras que en la coordenada correspondiente al eje de la Y, se hallan los fotodiodos encargados de medir la luz.

sensor óptico Apple Watch

Cuando el corazón late, el flujo arterial en la muñeca -y la absorción de la luz verde - es mayor. Por el contrario, el flujo sanguíneo entre latido y latido es menor. Mediante el parpadeo de las luces LED cientos de veces por minuto, es posible calcular el número de veces que el corazón late en cada minuto, y por tanto, determinar el ritmo cardíaco.
El sensor de frecuencia cardiaca utiliza también luz infrarroja. Este es el método que utiliza el nuevo wearable Apple Watch Series 2 para medir tu ritmo cardiaco en segundo plano.

Factores que pueden afectar a la lectura

Sin embargo, aun dándose las condiciones idóneas, es posible que en ciertas ocasiones no se pueda conseguir una lectura del pulso fiable en todo momento. Es más, existen algunos factores que pueden afectar al rendimiento del sensor de frecuencia cardiaca e impedir la lectura de las pulsaciones. Estos son algunos de ellos:

  • La perfusión de la piel o la cantidad de sangre que circula por la piel varía considerablemente de una persona a otra..
  • Un entorno con un clima muy frío. Otro de los factores que pueden mermar la calidad de la lectura es por causas climatológicas, por ejemplo si estás entrenando a bajas temperaturas. En este supuesto, la perfusión de la piel de la muñeca puede ser demasiado baja para que el sensor de frecuencia cardiaca obtenga una lectura.
  • El movimiento. Los movimientos rítmicos, como correr o montar en bicicleta, ofrecen mejores resultados que los movimientos irregulares, como jugar al tenis o practicar boxeo.
  • Los tatuajes. La tinta, el dibujo y la saturación de algunos tatuajes pueden bloquear la luz del sensor, afectando al rendimiento del sensor de frecuencia cardiaca y dificultando enormemente la obtención de una monitorización fiable.

La importancia de un buen ajuste

Actualmente, los nuevos sensores ópticos para medir la frecuencia cardíaca están diseñados para compensar los posibles niveles de señal con baja intensidad (sobre todo cuando el wearable no está correctamente ajustado) y mejorar la precisión de la lectura mediante el aumento tanto del brillo de las luces LED como de la frecuencia de muestreo.

De todas maneras si deseas conseguir una lectura óptima de tu ritmo cardiaco cuando practicas una actividad deportiva, te damos un par de consejos para que logres los mejores resultados a la hora de monitorizar tu frecuencia cardiaca con los nuevos gadgets que incorporan estos modernos sensores ópticos.

  • Tu wearable no debería estar demasiado suelto. Debes ajustar un poco la correa de tu gadget si quieres que los sensores realicen una correcta medición de tu frecuencia cardiaca.
  • Asegúrate de que tu monitor de actividad está bien ajustado. No se trata de lo aprietes a tope. Debe estar ajustado, pero al mismo tiempo debes sentirte cómodo.

Fuente: Apple

Koldo Larrea

Koldo Larrea

Periodista y fotógrafo

Periodista y fotógrafo. Cuento con varios años de experiencia como redactor y editor de contenidos web, principalmente en el ámbito deportivo. Aficionado al running, las sneakers, la tecnología y el fotoperiodismo. Twitter + Instagram @koldo_larrea

Ha escrito: