09-10-2014 Entrenamiento running

Correr en ayunas para perder grasa: Mito o realidad

Correr en ayunas para perder grasa: Mito o realidad
Koldo Larrea
Por Koldo Larrea
Periodista y fotógrafo

Queremos hablaros de las ventajas e inconveniendes de Correr en ayunas. A la hora de empezar a correr cada persona tiene sus manías: hay runners que no pueden salir de casa sin su smartphone adherido al brazo como si de una extensión más de su cuerpo se tratara, en el cual llevan instalada alguna aplicación que constantemente monitoriza su actividad para después analizar la progresión de sus entrenamientos; otros optan por llevar un pequeño reproductor de mp3 para escuchar algo de música y hacer algo más ameno y llevadero el ejercicio físico y luego están aquellos que prefieren salir a correr en compañía de algún amigo o amiga y, de esta forma, encuentran la motivación necesaria para realizar algo de deporte.

Pero también, entre los corredores, existen gustos y preferencias en cuanto a la franja horaria del día idónea a la hora de salir a correr: a algunos no les importa lo más mínimo pegarse un madrugón y ejercitarse a primera hora de la mañana, antes de ir a trabajar, otros sin embargo, aprovechan esa parada más larga del mediodía y salen un rato a correr antes del almuerzo, y luego está esa gran mayoría de runners que salen a ejercitarse a última hora de la tarde o ya de noche, una vez concluida su jornada laboral o en la universidad.

correr en ayunas para perder grasa

En este artículo queremos poner el foco de atención en aquellas personas que salen a correr después de estar varias horas -alrededor de ocho- sin ingerir alimento alguno, lo que se considera un entrenamiento realizado en ayunas. Tanto aquellos que son incapaces de comer nada recién levantados de la cama y se calzan sus zapatillas de deportes para salir a la calle y echar a correr, como esos otros que ignoran la merienda y tras haber comido al mediodía prefieren hacer running por la noche. 

¿Es beneficioso para todas las personas? 

Como en muchos aspectos de la vida, hay opiniones contrapuestas, en función del médico o nutricionista que trate el tema. 

A continuación te explicamos qué sucede cuando corres en ayunas.

Qué sucede cuando corres en ayunas

Mediante el entrenamiento en ayunas, lo que conseguimos es que nuestro organismo, al haber consumido casi por completo los hidratos de carbono almacenados en el hígado -2 o 3 horas-, recurra a las grasas almacenadas y las utilice como combustible

La diferencia, respecto a haber ingerido alimentos hace escasas horas, estriba en que la primera fuente de energía -además de ser la preferida de nuestro organismo- hubieran sido los hidratos de carbono, y unas vez agotados éstos, nuestro metabolismo hubiera empleado como fuente alternativa de energía los lípidos, junto con una mínima cantidad pero necesaria de carbohidratos.

Por tanto, si vas ejercitarte con el estómago vacío, deberás tener en cuenta tanto la intensidad como la duración del entrenamiento. En caso de ser moderado, puedes estar tranquilo. Tu cuerpo tirará poco a poco de las reservas, en este caso las grasas, como fuente energética

Si por el contrario, el ejercicio requiere de gran esfuerzo o queremos alcanzar mucha velocidad de forma inminente, ahí tendremos un problema, ya que al carecer de suficientes hidratos de carbono nuestro cuerpo será incapaz, solamente con las grasas, de generar energía de forma rápida.

Ventajas de correr en ayunas

  • El mayor beneficio de correr en ayunas radica en un mayor consumo de grasas, ya que en este caso es nuestra principal fuente de energía.
  • En algunas personas, el rendimiento es notablemente mejor que si hubieran previamente ingerido algunos hidratos de carbono.
  • Ayuda a definir la musculatura, debido a que el organismo se ve obligado a utilizar las grasas.
  • Sensación de ligereza y comodidad, evitando la pesadez y posibles molestias estomacales.

Inconvenientes de correr en ayunas

  • Existe la posibilidad de sufrir una hipoglucemia pudiendo producirse algún pequeño mareo o incluso un desmayo al carecer de la principal fuente de energía como son los carbohidratos.
  • Incapacidad para realizar entrenamientos muy intensos o a demasiada velocidad.
  • Puede conllevar tal sensación de hambre o vacío en el estómago que provoque un efecto adverso al deseado, haciendo que comamos alimentos poco saludables y con ansiedad, al finalizar la sesión de entrenamiento.
  • Existe un mayor riesgo de deshidratación, como consecuencia del ayuno.

Para concluir y aunque a priori pudiera parecer una práctica recomendable para perder grasas, los inconvenientes pueden superar a los beneficios, sobre todo en runners principiantes. Si podemos, es más conveniente desayunar bien y hacer la digestión antes de salir a correr. De esta manera, nuestros organismo contará con el combustible ideal y necesario para realizar una ejercicio tan exigente como es el running.

Comentarios de Correr en ayunas para perder grasa: Mito o realidad

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar. Regístrate.
Campo obligatorio

Trataremos tus datos para tramitar tu consulta y responderte a la misma. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad escribiéndonos a contacto@runnea.com. Más información en la Política de Privacidad

Koldo Larrea

Koldo Larrea

Periodista y fotógrafo

Periodista y fotógrafo. Cuento con varios años de experiencia como redactor y editor de contenidos web, principalmente en el ámbito deportivo. Aficionado al running, las sneakers, la tecnología y el fotoperiodismo. Twitter + Instagram @koldo_larrea

Ha escrito: