14-10-2014 Entrenamiento running

Empezar a correr: los 6 grandes errores del runner principiante

Empezar a correr: los 6 grandes errores del runner principiante
Koldo Larrea
Por Koldo Larrea
Periodista y fotógrafo

Empezar a correr es una de la actividades más saludables pero a la vez requiere de cierto compromiso y fuerza de voluntad. Además, las ventajas de correr son variadas: no necesitas apuntarte a un gimnasio y pagar cuotas mensuales, tampoco dependes de otras personas para practicarlo como ocurre con otras disciplinas deportivas y no requiere de una gran inversión económica. Debido a ello, éste es uno de las principales atractivos del running, ya que lo puedes practicar con un solo par de zapatillas, muy cerca de tu casa y al aire libre.

A muchos corredores principiantes les resulta muy fácil la primera toma de contacto con el running, Lo ven como algo muy sencillo. Sin embargo, existe un desconocimiento, normal por otra parte al principio, de qué es lo que se necesita realmente para llegar a convertirse en un verdadero runner. Existen una serie de errores o fallos que todo corredor principiante debería evitar a la hora de empezar y, de esta manera, aumentar exponencialmente sus posibilidades de éxito.

emepezar a correr

Primer error: Intentar hacer demasiado en muy poco tiempo

Uno de los grandes fallos que cometen los corredores novatos es el no contar con una buena planificación. Al principio, el hecho de querer llegar convertirse rápidamente en un buen runner puede ser una arma de doble filo. La motivación es muy alta pero puede que perdamos la perspectiva y hacernos creer que podemos correr más de lo que somos capaces, más aún si nunca hemos corrido antes. Cuando uno comienza a realizar una actividad deportiva como el running es importante conocer el límite de cada uno: procura llevar en todo momento un ritmo lento y cubrir una distancia prudencial. Además, reducirás de forma considerable el riesgo de lesión.

Segundo error: No respetar el tiempo de recuperación

Muchos principiantes piensan que lo único realmente importante es el propio acto de correr. Sin embargo, esto es un gran error. El running es un ejercicio muy intenso que requiere cuidar nuestro cuerpo para desarrollar un mayor potencial, sobre todo cuando se está empezando. Conviene realizar ejercicios de estiramiento antes y después del entrenamiento. Son fundamentales si queremos evitar lesiones innecesarias. Además, una alimentación sana y equilibrada, junto con una buena hidratación -mínimo 2 litros de agua al día- y alternar jornadas de descanso, contribuirán de forma positiva en nuestro entrenamiento haciendo que aumente el rendimiento.

Tercer error: No llevar el calzado adecuado

Si bien es cierto que para comenzar a correr no es imprescindible gastarte una elevada suma de dinero en prendas deportivas de primeras firmas, no es menos cierto que deberíamos invertir en una buen par de zapatillas de running, siendo éste el elemento más importante de la equipación al proteger nuestros pies a la hora de correr por todo tipo de superficies. El contar con unas zapatillas adaptadas especialmente al deporte que vamos a practicar, nos evitará disgustos. Descarta la idea de correr con esas zapatillas de tenis o fútbol que en tienes en tu zapatero.

Cuarto error: Ausencia de objetivos y plan

Otro fallo de los corredores poco experimentados es el no tener predefinidos de antemano objetivos para alcanzar la meta que queremos lograr. El contar con un plan resulta fundamental y es parte de la clave del éxito, sobre todo cuando la motivación empiece a decaer. Muchas personas empiezan a correr por el simple hecho de ser una práctica saludable o bien porque desean perder peso. Pero estos no son unos buenos objetivos. Para que un objetivo esté bien definido debe ser más específico. Por ejemplo, un buen objetivo sería: cuánto peso queremos perder y en cuánto tiempo vamos a conseguirlo. Si no cómo o en base a qué razones fijar objetivos, puedes encontrar ayuda leyendo algún libro, revista o blog sobre running.

Quinto error: No llevar el ritmo adecuado

Otro error de bulto que cometen muchos runners principiantes es no saber llevar un ritmo adecuado. Muchos se ven sobrepasados por la emoción del momento y van demasiado rápido nada más salir a correr. Lo único que se consigue de esta forma es que la fatiga aparezca antes, viéndonos obligados a dejar de correr para terminar caminando. Si adoptamos un ritmo acorde a nuestras posibilidades, la experiencia de correr será mucho más agradable. A medida que vayamos entrenando, conoceremos mejor tanto nuestro cuerpo como nuestros límites.

Sexto error: No variar el entrenamiento

La mayoría de corredores novatos saben hacer sólo un tipo de entrenamiento. Por lo general, se ejecuta cada carrera sobre el mismo tipo de superficie, haciendo la misma distancia y casi siempre al mismo ritmo. Sin embargo, una de las claves del éxito radica en la la variedad del entrenamiento. Existen diversas fórmulas para conseguirlo. Una de las más fáciles es entrenar en distintos tipos de superficies como asfalto, tierra, hierba, etc.

Ahora que ya conoces los errores más frecuentes que suelen cometer los runners principiantes, te proponemos que intentes evitarlos en la medida de lo posible y, de esta forma, progreses más rápido en cada uno de tus entrenamientos.

Así se empieza a correr

Comentarios de Empezar a correr: los 6 grandes errores del runner principiante

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar. Regístrate.
Campo obligatorio
Koldo Larrea

Koldo Larrea

Periodista y fotógrafo

Periodista y fotógrafo. Cuento con varios años de experiencia como redactor y editor de contenidos web, principalmente en el ámbito deportivo. Aficionado al running, las sneakers, la tecnología y el fotoperiodismo. Twitter + Instagram @koldo_larrea

Ha escrito: