Running: Zapatillas para correr

¿Por qué me ahogo al empezar a correr y qué hago para solucionarlo?

¿Por qué me ahogo al empezar a correr y qué hago para solucionarlo? ComentarioComentarios
por Gorka Sedano Vergara Imprimir | Viernes, 13 de septiembre 2019
Siguenos en

¿Has tenido esa sensación de qué te ahogas, de que te falta aire cuando sales a correr? Es normal, "non ti preocupare", como diría aquel. Es un error muy común en corredores/as principiantes, porque esto de empezar a correr tiene su letra pequeña, y lo malo del asunto es que nadie te avisa de ello. En Runnea estamos dispuestos a echarte una mano, y además de darte la pertinente explicación de padecer esa desagradable sensación de ahogarse mientras corres, también te aportamos la solución más efectiva para evitarlo en tus próximas sesiones de entrenamiento.

  • Los síntomas son claros: Sentimos que no nos llega el oxígeno necesario, los músculos parecen que están ardiendo y las piernas se notan más cargadas y pesadas, a medida que avanzas en esos minutos iniciales de cada entreno. Las consecuencias directas también son más que evidentes: El ritmo de carrera es excesivamente rápido, pero también que la forma de respirar no es la más adecuada para la actividad que estás desarrollando.

Falta de aire al empezar a correr, la explicación más lógica

Simplificando mucho, y como te hemos dicho, el problema deriva de tu bajo estado de forma y de la forma de respirar mientras corres: 

  • Respiración desde el pecho, la más superficial.
  •  Respiración desde el estómago, la diafragmática, más profunda y más eficiente.

Entrena de manera correcta y segura con Runnea Academy

Pero todavía no te hemos da la respuesta a la pregunta de: "¿Por qué me falta el aire y tengo esa sensación de ahogo mientras corro?" Todo tiene que ver con el proceso de adaptación que necesita tu propio organismo para adaptarse al hábito de correr, a pesar de que esta acción sea innata en el ser humano

La capacidad de nuestros propios músculos de generar energía depende directamente la cantidad de oxígeno que somos capaces de incluir en el organismo. Ese oxígeno se demanda a medida que los músculos lo necesitan. La sangre es la encargada de transportar esa cantidad de oxígeno donde hace falta, y no se hace forma inmediata.

El propio funcionamiento del sistema cardiorespiratorio es el que genera ese déficit, porque no llega de forma inmediata. Ante la falta de oxígeno que demandan los músculos, el cerebro activa la alerta, y en ese momento es cuando empezamos a respirar de forma más fuerte, e incluso a jadear para conseguir más aire en los pulmones. Gracias a la entrada en escena de los alvéolos ese oxígeno que necesita el músculo llega por medio la sangre, dando lugar a que nuestrafrecuencia cardiaca suba con las pulsaciones del corazón desorbitadas.

El problema más común: La aparición del temido flato

Con lo expuesto, la importancia de respirar bien cuando corres es vita, porque de lo contrario, una mala respiración es la causa directa de la aparición del temido flato, o cuyo nombre más técnico corresponde al DAT (Dolor Abdominal Transitorio).

Llegados a este punto es importante aclarar que "desde la perspectiva científica hay cierta controversia en los mecanismos que originan el flato, dado que existen diversas hipótesis al respecto. Unas apuntan a la irritación de las fascias por la fricción; y otras por el notable incremento de la tensión entre los ligamentos del diafragma y el estomago", señala, Iker Muñoz, entrenador de Runnea Academy y doctor Doctor en Ciencias de la Actividad Físicas y el Deporte.

Donde sí hay más quórum entre investigadores y científicos es "la propia sintomatología del flato, plasmada en un dolor agudo que se muestra en el lado derecho, habitualmente, entre el ombligo y debajo de las costillas", deja claro este docente e investigador en la Universidad Europea del Atlántico de Santander.

¿Cómo hacer para que no te dé flato al correr?

Recordando que la respiración desde el estómago es la más eficiente, dado que en las inhalaciones más profundas nos apoyamos sobre toda nuestra capacidad pulmonar, y el aire se mantiene más tiempo en los músculos, no abuses de la ingesta de líquido antes de salir a correr. Hay expertos que aconsejan no correr con el estómago demasiado lleno.

Eso sí, una vez que el flato ya ha hecho acto de presencia, no hay otra manera de que pase el mal rato que la de baja la intensidad y el ritmo de carrera, incluso parándote si es necesario. Al tiempo que presionas sobre el subcostal con esas molestias, y llevas a cabo respiraciones nasales profundas hasta que remita el dolor.

La solución más efectiva: El calentamiento previo - foto 4

La solución más efectiva: El calentamiento previo

Puestos a aportar soluciones al problema del déficit de oxígeno en los músculos cuando corres, la más efectiva pasa, sencilla y llanamente, por realizar un buen calentamiento previo. Lo que muchos expertos en la materia también llaman la entrada en calor, cuya misión no es otra que la anticipar esa necesidad de oxígeno en los músculos. De esta forma se consigue calentar los tejidos de tendones y músculos para que éstos sean más elásticos. Algo que también tiene que ver con minimizar el riesgo de posibles lesiones.

Entonces, la recomendación general para ponerse a tono antes de que empieces a correr, y adaptar tu cuerpo a la intensidad del entrenamiento es que lleves a cabo el calentamiento previo haga frío o calor en la calle. Y no creas que te supondrá mucho esfuerzo.

Basta con 10 minutos de trote suave, incluso caminando los primeros minutos, y también realizando unos cortos cambios de ritmo progresivos en los últimos minutos de ese calentamiento. Así prepararás bien tus músculos para correr con la cantidad de oxígeno que necesitas en mayores intensidades de ejercicio

La solución más efectiva: respiración diafragmática - foto 5

Ya puestos, desde Runnea también te proponemos unos sencillos y prácticos ejercicios que te ayudarán a trabajar la respiración diafragmática, desde el estómago:

Tumbado boca arriba en el suelo, ponte un libro abierto, o tus propias manos, sobre el estómago.

Con respiraciones profundas deberás notar cómo tus manos o el libro suben y bajan, a medida que vas inspirando y exhalando.

El truco para que estas respiraciones sean más efectivas, y que se conviertan en algo automático, está en que tomes aire llenado tus pulmones, y expulses el aire vaciando toda tu capacidad pulmonar.

Fotos: Pixabay

Siguenos en

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar

Enlaces relacionados

  1. Las 10 mejores zapatillas de trekking Salomon

    Las 10 mejores zapatillas de trekking Salomon

    Te traemos el listado de las 10 mejores zapatillas de trekking de Salomon. Unas siluetas excelentes para cualquier tipo de terreno. Contarás con amortiguacióna a tope, ligereza, impermeabilidad y sujeción. No hay duda que te eencantarán tanto como a nosotros.
  2. Plan de entrenamiento Maratón de Sevilla 2020 con Runnea Academy

    Plan de entrenamiento Maratón de Sevilla 2020 con Runnea Academy

    Un plan de entrenamiento individualizado, y a la carta, en el que te guiarás por una preparación dirigida, y a través de la cual conseguirás la seguridad y la confianza necesarias, y, por supuesto, mejorar tu rendimiento de forma notable. Así estar en disposición de alcanzar tu meta en el venidero Zurich Maratón Sevilla 202
  3. Cuánto mejora tu rendimiento si planificas los objetivos de la temporada

    Cuánto mejora tu rendimiento si planificas los objetivos de la temporada

    Iker Muñoz, entrenador Runnea Academy (doctor en ciencias de la actividad física y el deporte) aborda en este artículo cómo debe ser la planificación de los entrenamientos de cara a preparar un reto running.
  4. 5 razones por las que Runnea Academy te ayudará a ponerte en forma después de las vacaciones

    5 razones por las que Runnea Academy te ayudará a ponerte en forma después de las vacaciones

    Sencillamente porque te ayudará a convertir la acción de correr en un hábito saludable, llegado el caso; o bien te permitirá convertirte en un mejor corredor/a, ya que progresarás en función de tus propios objetivos y de tu estado de forma
  5. Nike Pegasus 36 vs Nike Pegasus Turbo 2 ¿En qué se diferencian y con cuál te quedas?

    Nike Pegasus 36 vs Nike Pegasus Turbo 2 ¿En qué se diferencian y con cuál te quedas?

    El equipo de redacción de Runnea se ha puesto manos a la obra, y te presenta una particular comparativa entre dos de los últimos lanzamientos más sonados en zapatillas de running como son las Nike Pegasus 36 y las Nike Pegasus Turbo 2. Comparamos sus características, prestaciones y tecnologías para ayudarte a decidir cuál de los dos modelos se pueden ajustar mejor a tu perfil de runneante

© RUNNEA Copyright 2019.