¿Cuánto influye la genética en nuestro potencial para correr? Desentrañando el misterio genético

Entrenamiento
¿Cuánto influye la genética en nuestro potencial para correr? Desentrañando el misterio genético
Gorka Cabañas
Por Gorka Cabañas
Periodista y director de marketing y contenidos RUNNEA
Publicado el 29-11-2023

Seguro que a ti también te pasa, nos topamos frecuentemente con corredores que, sin seguir un régimen de entrenamiento demasiado estricto o una dieta equilibrada, logran superarnos en carreras o en marcas personales. Y esto nos lleva a una pregunta fundamental: ¿Hasta qué punto nuestra genética determina nuestro rendimiento en el running? En RUNNEA queremos no solo explorar la influencia genética en nuestras capacidades como corredores, sino que también ofrecer una guía para entender cómo podemos utilizar este conocimiento a nuestro favor.

¿No tienes claro qué zapatilla elegir?

En unos sencillos pasos te ayudamos a escoger la zapatilla de running o trail ideal para ti

Ir al recomendador

Cuánto influye la genética en nuestro potencial para correr?

La genética: El código secreto y único de cada runner

La genética es el conjunto de instrucciones que nos hace únicos, influenciando desde nuestra apariencia física hasta nuestras capacidades atléticas. En el contexto del running, ciertos genes juegan un papel crucial en determinar nuestro rendimiento y potencial atlético. Entender estos aspectos genéticos nos permite adaptar mejor nuestros entrenamientos y estrategias de carrera.

Fibras musculares

La genética determina la distribución de los tipos de fibras musculares en nuestro cuerpo, lo cual es fundamental para el rendimiento en diferentes tipos de carreras:

  • Fibras de contracción lenta (Tipo I): Estas fibras son más eficientes en usar oxígeno y son ideales para actividades de resistencia. Los corredores con una mayor proporción de estas fibras tienden a destacar en carreras de larga distancia, gracias a su capacidad para mantener un esfuerzo sostenido durante períodos prolongados.
  • Fibras de contracción rápida (Tipo II): Estas fibras son mejores para ráfagas cortas de energía y son cruciales para deportes que requieren velocidad y potencia. Los velocistas suelen tener una mayor proporción de estas fibras, lo que les permite generar rápidamente fuerza y velocidad.

VO2 Máximo: La ventana genética de la resistencia

Cuánto influye la genética en nuestro potencial para correr?

El VO2 máximo, que mide la cantidad máxima de oxígeno que el cuerpo puede utilizar durante un ejercicio intenso, es un indicador clave de la capacidad de resistencia. Aunque el entrenamiento puede mejorar tu VO2 máximo, existe un límite superior determinado genéticamente. Entender este límite puede ayudar a los corredores a establecer metas realistas y a optimizar su entrenamiento para maximizar su potencial genético.

Metabolismo energético

La eficiencia con la que nuestro cuerpo produce y utiliza energía, especialmente durante el ejercicio, está influenciada por nuestra genética. Esto incluye la producción de ATP, la 'moneda energética' del cuerpo. Algunos corredores tienen una predisposición genética para metabolizar energía más eficientemente, lo que les proporciona una ventaja en actividades de resistencia.

Zapatillas running con placa de carbono para el TEST VAM

Zapatillas running más vendidas del mes

Los genes que definen si vas a ser un tipo de runner u otro

Cuánto influye la genética en nuestro potencial para correr?

Dos genes destacan por su relevancia en el rendimiento de los runners:

  • Gen ACTN3: Este gen está asociado con la presencia de la proteína alfa-actinina-3 en las fibras de contracción rápida. Su presencia es un indicador de una mayor capacidad para deportes que requieren explosividad y velocidad.
  • Gen ACE: Este gen influye en la regulación de la presión arterial y el flujo sanguíneo, factores clave para el rendimiento en resistencia. Una variante favorable del gen ACE puede mejorar la utilización de oxígeno y la eficiencia en carreras de larga distancia.

Los genes de los atletas de elite

Al observar a los atletas de élite, especialmente en maratones, notamos una concentración de talento en regiones como Kenia o Etiopía. Estudios genéticos han identificado variaciones específicas en estas poblaciones que se correlacionan con un rendimiento superior en resistencia, resaltando la importancia de la genética en el potencial atlético.

Aplicación práctica de la genética en el entrenamiento

Cuánto influye la genética en nuestro potencial para correr?

Comprender tus predisposiciones genéticas no significa aceptar un destino inmutable. Por el contrario, este conocimiento te permite personalizar tu entrenamiento para aprovechar tus fortalezas naturales. Si tus genes favorecen la resistencia, enfocarte en entrenamientos de resistencia y carreras de larga distancia podría ser más beneficioso. Por otro lado, si tienes una predisposición genética hacia el sprint, incorporar entrenamientos de intervalos y ejercicios de potencia puede mejorar tu velocidad y fuerza.

Descifrando tu ADN para el Running: ¿Eres un runner de 10K o de maratón?

Cuánto influye la genética en nuestro potencial para correr? Desentrañando el misterio genético

Para determinar si tu cuerpo está mejor preparado para correr un 10K o una maratón, puedes considerar varios enfoques que combinan desde la autoevaluación a pruebas fisiológicas y, si es posible, análisis genéticos. Aquí te detallamos cómo puedes hacerlo:

Autoevaluación y experiencia personal

- Historial de entrenamiento y carreras: Observa tus resultados pasados en diferentes distancias. Si tiendes a tener mejores tiempos o te sientes más cómodo en distancias más cortas como 10K, podría ser un indicativo de tu inclinación natural.

Considera cómo te sientes durante y después de las carreras. Si recuperas rápidamente de esfuerzos intensos y cortos, podrías estar más inclinado hacia los 10K.

- Respuesta al entrenamiento: Evalúa cómo tu cuerpo responde a diferentes tipos de entrenamiento. Si te va mejor con entrenamientos de velocidad y intervalos, podrías tener una predisposición para carreras más cortas.

Si te destacas en entrenamientos de resistencia y largas distancias, podrías tener una inclinación natural hacia maratones.

Pruebas fisiológicas

- Prueba de VO2 Máximo: Esta prueba mide la cantidad máxima de oxígeno que tu cuerpo puede utilizar durante el ejercicio intenso. Un VO2 máximo más alto es generalmente beneficioso para carreras de larga distancia.

- Pruebas de Lactato: Estas pruebas determinan cómo tu cuerpo maneja el lactato durante el ejercicio. Una buena tolerancia y gestión del lactato son cruciales para carreras de larga distancia como maratones.

Análisis genéticos

Existen pruebas genéticas específicas que pueden proporcionar información sobre la composición de tus fibras musculares y otros factores relacionados con el rendimiento en diferentes distancias.
Estas pruebas pueden identificar variantes genéticas asociadas con la resistencia o la velocidad.

Preferencias personales y motivación

A veces, la preferencia personal y la motivación pueden ser tan importantes como la predisposición física. Si disfrutas más de una distancia que de otra, eso puede influir significativamente en tu rendimiento.

  • Experiencia y edad: Con el tiempo, los corredores pueden desarrollar una mayor resistencia y cambiar su enfoque de distancias más cortas a maratones.
  • Consejo de entrenadores: Un entrenador experimentado puede ayudarte a evaluar tu rendimiento y darte una perspectiva profesional sobre tu potencial en diferentes distancias.
Gorka Cabañas

Gorka Cabañas

Periodista y director de marketing y contenidos RUNNEA
Instagram Twitter LinkedIn Website

Director de contenidos en RUNNEA. Licenciado en ciencias de la información por la Universidad del Pais Vasco (2000). Especializado en material deportivo. Ha trabajado en El Mundo Deportivo, Grupo Vocento (El Correo) y colaborado para múltiples publicaciones deportivas especializadas. Runner popular 10k, 21k, maratón