Masaje deportivo: 3 razones por las que debes darte un masaje de descarga si corres

Masaje deportivo: 3 razones por las que debes darte un masaje de descarga si corres Comentarios
Siguenos en

Es muy habitual que los runneantes acabemos finalmente tumbados en la camilla cuando ya llevamos unos cuantos días arrastrando molestias, cuando las piernas llevan pidiendo a gritos un poco de atención o, en el peor de los casos, cuando tenemos, o al menos lo intuimos, una lesión. 

No le damos a veces la suficiente importancia a unas de las partes de nuestra preparación, lo que se suele llamar el entrenamiento invisible u oculto: hidratación, alimentación, descanso... y en esta parte podríamos incluir el masaje de descarga, desde un punto de vista preventivo y recuperador.

Lo ideal sería pasar a recibir uno cada quince días o al menos una vez al mes aunque la realidad del día a día con la escasez o incompatibilidad de horarios (nuestros y/o del terapeuta) e incluso el coste económico nos hace, en la mayoría de ocasiones, posponerlo o descartarlo. Nos preocupamos de cuidar nuestro material, especialmente las zapatillas, teniendo en la mayoría de casos varios modelos que se ajustan a nuestras características, tipo de pisada, peso, ritmos de entrenamiento, etc... siendo conscientes de la importancia que tienen no sólo sobre nuestro rendimiento sino sobre las posibles consecuencias negativas que acarrea un calzado inapropiado... y eso también conlleva un desembolso económico.

Cada uno tenemos que valorar y sopesar, siempre supeditados a las circunstancias anteriormente señaladas, en qué momento y con qué frecuencia pasar por la camilla y para ello vamos a intentar aclarar las clásicas dudas que podamos tener, respondiendo a tres preguntas: ¿Por qué?, ¿Cuándo? y ¿Cómo?

Tal vez te interese

1- ¿POR QUÉ? ¿QUÉ VAMOS A CONSEGUIR CON UN BUEN MASAJE DE DESCARGA?

Un buen masaje actúa no sólo a nivel de la musculatura, sino también a nivel del sistema circulatorio, del sistema nervioso e incluso del sistema respiratorio. Así pues, podemos destacar, entre otros, una serie de beneficios y de efectos como son:

  • Disminución del exceso de tono y de las contracturas musculares producidas por el esfuerzo demandado a nuestro organismo y rompiendo el círculo vicioso dolor-contracción-más dolor-más contracción. Ayuda a "poner un poco en orden" y realinear las fibras musculares.
  • Reducción de la fatiga y aceleración notable de la recuperación, claves en nuestro entrenamiento. Mejora de la circulación sanguínea y linfática y aumento del aporte de oxígeno a los tejidos ayudando por lo tanto a la nutrición de los mismos y a la eliminación de productos de desecho del organismo. 
  • Relajación a nivel general, física y mental; sensación de bienestar y reducción del estrés psicológico.

Por todas estas cosas y muchas más es un eficaz método para prevenir lesiones, poner a punto nuestros músculos, tendones, ligamentos y articulaciones y optimizar nuestro rendimiento. Debería formar parte de nuestra rutina junto a las sesiones de entrenamiento, estiramientos, el descanso, la alimentación y la hidratación ya que sus efectos van a sumar y complementar a los de ese entrenamiento propiamente dicho.
Y recordad, muy importante, que los beneficios van a comenzar en el mismo momento en que el masaje comienza y van a continuar, aunque igual no lo percibamos, en las siguientes horas e incluso días.

2- ¿CUÁNDO? ¿CUÁL ES EL MEJOR MOMENTO PARA RECIBIR EL MASAJE DE DESCARGA? 

Aunque a lo mejor pueda resultar extraño, nada más acabar una carrera o un entrenamiento, especialmente si ha sido exigente, nuestros músculos se encuentran excitados, doloridos e incluso inflamados por lo que no es aconsejable recibirlo en esa situación.

Transcurridas unas cuantas horas, o mejor, el día de descanso, llega el momento más oportuno y recomendable para tratarse. Si además al día siguiente del masaje descansamos o si el entrenamiento es suave (esto sería lo ideal) descartaremos las posibilidades de que el descenso en el tono muscular consecuencia de la manipulación pueda pasar a ser un factor negativo.

3- ¿CÓMO? ¿HAY QUE RECIBIRLO SÓLO EN LAS PIERNAS?

Lo recomendable es que no se limite a las piernas aunque partan como objetivo principal. Los corredores sufrimos también mucho enla zona de glúteos y en toda la cintura lumbar; es frecuente que llevemos esa parte del cuerpo muy agarrotada entrenando y que se nos quede igualmente tensa para el resto del día.

Además esa rigidez o molestia se pueden ver acentuada por posturas del trabajo o del resto de actividades que hacemos en nuestra vida cotidiana como transportar pesos, conducir, etc... alcanzando muchas veces la parte dorsal y cervical que a lo mejor necesitan ser repasadas también.

En cualquier caso nuestra sesión de masaje de descarga debe acabar con una serie de movilizaciones articulares y estiramientos de los grupos musculares manipulados completándolo así y contribuyendo a optimizar los resultados perseguidos.

Eso sí, lo que no creo que dudemos ninguno es lo a gusto que nos quedamos después de recibir un buen masaje.

Auto Masaje de descarga en el cuadriceps

Auto Masaje de descarga en los gemelos

www.imanoloizaga.com
@imanolLoizaga

Siguenos en

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar

Enlaces relacionados

  1. Cómo prevenir lesiones usando la cabeza

    Cómo prevenir lesiones usando la cabeza

    El running es su estilo de vida y se confunde la idea de estar en forma con la de voy a estar sano. Lo cual contribuye a a esfuerzos máximos por alcanzar retos sacrificando la salud. El reto se encuentra en buscar el equilibrio entre alcanzar la forma física manteniendo la salud.
  2. Evita el escozor de los pezones cuando corres

    Evita el escozor de los pezones cuando corres

    Salir a correr conlleva molestos riesgos, uno de ellos es la irritación que se produce en los pezones por el roce con la camiseta

© RUNNEA Copyright 2017.