Rotura de fibras: tipos, prevención y tratamiento

Rotura de fibras: tipos, prevención y tratamiento ComentarioComentarios
por Jesús David Arco Albo Imprimir | Lunes, 11 de enero 2016
Siguenos en

JESÚS ARCO | En esta ocasión daremos un pequeño giro a la rutina que llevamos en cuanto a artículos se refiere, por lo que vamos a hablaros sobre una lesión muy común en el deportista y que desgraciadamente suele ocurrir, no solo ocasionalmente en nuestras vidas, sino muy a menudo.

Por ello, creemos que es fundamental daros unas pequeñas pautas que serán muy importantes para que podamos prevenir dicha lesión y que la recuperación posterior, en caso de que se produzca, sea mucho más eficiente en su curación.

Tal vez te interesa:

De esta manera, en el presente artículo veremos qué es una rotura de fibras, por qué se produce, el tipo de roturas que hay, la prevención que debemos de realizar con su correspondiente tratamiento y recuperación. Todo ello, recalcando diferentes ejemplos para que cada disciplina deportiva se vea reflejada durante todo el artículo.

Comenzamos…

Rotura de fibras: tipos, prevención y tratamiento

¿Qué es una rotura de fibras?

La rotura de fibras o rotura fibrilar consiste en una rotura del músculo (se puede producir en cualquiera) de mayor o menor distancia (diferentes grados). Dependiendo del gesto que se produzca a la hora de realizar el movimiento, se podrá lesionar una zona u otra de nuestro cuerpo. Evidentemente, los músculos que son propensos a lesionarse son aquellos que se utilizan con mayor intensidad en la práctica deportiva. Desgraciadamente esta lesión es muy frecuente, por eso lo ideal es realizar una buena prevención multidisciplinar para que reduzcamos el riesgo de dicha lesión y no nos trunque los diferentes objetivos propuestos a lo largo de toda la temporada.

Rotura de fibras: tipos, prevención y tratamiento

¿Por qué se producen?

Las lesiones se producen por diversos motivos y la rotura fibrilar no está exenta a dicha diversidad. Existen diferentes apartados y algunos de ellos van a ser desarrollados a continuación para que el deportista tenga muy en cuenta el por qué de esta lesión.

La rotura se produce por:

  • Por la fatiga con una musculatura agotada, que puede ser debido a la sobrecarga de los diferentes entrenamientos. Por ejemplo, la repetición excesiva de los sprints conlleva una contracción violenta de los músculos en la realización de los mismos.
  • Por ello, se puede llegar a producir esta lesión, porque se le exige al músculo un trabajo que no está capacitado para su realización o ese trabajo es superior al realizado habitualmente por parte del deportista.
  • Otro concepto importante y ya visto en otros artículos es el de la deshidratación. El organismo siempre debe estar hidratado para que el músculo esté en condiciones óptimas para la práctica deportiva.
  • Existen estudios en los que nos dicen que el calentamiento tiene que ser progresivo y correcto para que no caigamos en lesiones innecesarias.
  • Además, la mala forma física está íntimamente relacionada con el aumento de probabilidad de una lesión de rotura de fibras (aumento de peso, más sobrecargas, al músculo exigimos un mayor trabajo,…)
  • También las recaídas (volverse a lesionar de lo mismo) son un punto a tener en cuenta y se producen por culpa de las prisas existentes en reinsertar al deportista en la competición cuando todavía la lesión y el ritmo competitivo no están asumidos por parte del atleta, nadador, ciclista, futbolista...
  • Por último, la existencia de roturas por culpa de golpes y/o varias contusiones; debido a esta causa, se es muy propicio a caer lesionado en deportes de contacto.

Tipos de roturas (grados)

Como en toda lesión existen diferentes grados de la misma y que en cada uno de estos su tratamiento va a ser diferente, al igual que el tiempo de duración. La rotura de fibras tiene diferentes grados de lesión. Muchos autores lo clasifican en tres o cuatro y la diferencia entre que sea de grado 0, grado I, de grado II o de grado III es el tamaño de la lesión que se ha producido.

Vamos a hablar individualmente de cada uno de ellos. Se suele clasificar de menor a mayor gravedad y en ocasiones, es complicado de ver, por lo que una ecografía es la forma más rápida de tener los resultados fundamentales para acertar con el tratamiento adecuado. Según el servicio médico del F.C. Barcelona, este tipo de lesiones se clasifica en cuatro grados:

  1. Grado 0: una contractura, que esta aparece cuando se le exige al músculo un trabajo excesivo para el que está preparado. Y consiste en la contracción involuntaria de algunas fibras musculares del músculo afectado.
  2. Grado 1: La microrrotura fibrilar es una rotura que se produce en un escaso número de fibras. Algunos estudios hablan de que es más frecuente que una rotura fibrilar o muscular. Por suerte, al ser una lesión menos grave su recuperación va a ser menos duradera. Los síntomas más comunes son el dolor y la incapacidad funcional.
  3. Grado 2: En la rotura fibrilar, como vamos en progresión, el número de fibras afectadas va a ser mayor, pero sin llegar a la rotura total de músculo. Evidentemente, este tipo de lesión se descubre tras una ecografía y, también, por medio del tacto de un buen profesional.
  4. Grado 3: Con la rotura muscular lo que se produce es una rotura total del músculo, esto conlleva que los plazos de recuperación se van a alargar, y en ciertas ocasiones puede llevar a tener un tratamiento quirúrgico.

Rotura de fibras: tipos, prevención y tratamiento

Prevención

Otro apartado interesantísimo es la prevención a realizar para que la rotura de fibras no se produzca o minimicemos los porcentajes de la misma. Hay que tener en cuenta aspecto como:

  • Conocer el deporte y saber cómo trabaja cada músculo para poder entrenarlo; de esta manera sabremos cómo actúa cada músculo, por ejemplo, conocer el tipo de contracción y la manera que luego va a funcionar en la práctica deportiva, así llegaremos a “ser específicos” en cada modalidad deportiva.
  • Fundamental realizar un buen fortalecimiento muscular, tanto del musculo agonista como del antagonista para no crear peligrosas inestabilidades.
  • Un buen calentamiento y los estiramientos siempre en los momentos oportunos son clave para evitar posibles y desgraciados sustos.
  • El descanso y los rutinarios masajes con tu fisioterapeuta para evitar innecesarias sobrecargas

Y desde Rend and Prev queremos recalcar a nivel nutricional; tanto a nivel de prevención como de recuperación lo ideal es asegurarse una buena ingesta de proteínas de alto valor biológico como huevos, pescados y carnes. También es muy importante la ingesta de ácidos grasos omega 3 presentes en pescados azules y frutos secos para evitar cualquier inflamación muscular.

Otros nutrientes importantes son la vitamina C que ayuda a recuperar las fibras (cítricos, tomate y pimientos) y la vitamina E que disminuye las inflamaciones (frutos secos, pescados y también el germen de trigo).

A nivel de suplementos, el aislado de suero de leche tiene el más alto valor biológico y todo ello con una correcta hidratación.

Con todo ello, lo que estaremos consiguiendo un magnifico entrenamiento invisible que diferencia a los buenos deportistas de los mejores.

Tratamiento rotura fibras gemelo

El tratamiento clásico es aplicar hielo cuando se ha producido la lesión, compresión, elevación y reposo. Posteriormente, cuando avanzamos se pueden aplicar otras técnicas como aplicación de calor, activación de la zona dañada mediante el movimiento, diversos masajes y vendajes, estiramientos,…

Pero aparte de todos estos tratamientos que están muy bien, queremos introducir una técnica nueva denominada diatermia profunda o también llamada tercaterapia. La diatermia profunda consiste en la recuperación de la lesión desde el interior (con la ventajas que esto provoca), de esta manera provoca calor en los tejidos interiores, con la ventaja de no provocar daño alguno en los tejidos más superficiales. Con esta técnica activamos procesos naturales y antinflamatorios de nuestro organismo y recortamos los plazos de recuperación con una excelente calidad. Y si a todo esto le sumamos los demás conceptos de fisioterapia y un tratamiento individualizado, el deportista va a evolucionar positivamente.

Rotura de fibras: tipos, prevención y tratamiento

Recuperación

Por último, no queríamos terminar sin hablar de la recuperación de esta lesión. Para evitar posibles recaídas es fundamental hablar sobre el principio de progresión. Debemos de ir poco a poco y sin prisas, pero siempre se debe tener una fecha o competición como objetivo para la puesta a punto y la reincorporación de nuestro deportista.

Otro punto importante para una buena recuperación es el feedback mutuo que debemos de tener el cuerpo técnico y el propio deportista. Tiene que existir confianza plena para que de este modo no tengamos susto en forma de recaída, como ya hemos comentado con anterioridad, y la evolución de la lesión sea la que tenga que ser, ya que en muchas ocasiones nos precipitamos en la puesta a punto.

Rotura de fibras: tipos, prevención y tratamiento

Conclusiones

Como viene siendo la tónica general, queremos resaltar tres apartados interesantes para que la recuperación de la lesión sea la mejor y más eficiente posible.

Para ello, desde Rend and Prev promulgamos diversos principios, y para esta temática queremos resaltar los siguientes:

  • En primer lugar queremos resaltar la especificidad; es el principal punto para que el tratamiento con cada deportista sea totalmente individualizado y que de esta manera progrese adecuadamente.
  • Otro punto es el principio de progresión, en muchos casos hay que ir de menos a más y en la prevención, tratamiento y recuperación no vamos a ser menos, de esta manera nos aseguramos una buena recuperación.
  • Y por último, desde nuestra humilde opinión, un buen trabajo se realiza de una manera interdisciplinar que tanto a corto como a largo plazo se ven unos excepcionales resultados.
Siguenos en

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar

Enlaces relacionados

  1. Ampollas en los pies: La mejor forma de hacerlas frente

    Ampollas en los pies: La mejor forma de hacerlas frente

    Si eres uno de esos runners a los que las ampollas le traen por el camino de la amargura, existen ciertas pautas a tener en cuenta para minimizar el problema.
  2. Fractura por estrés: tipos, síntomas, causas, prevención y tratamiento

    Fractura por estrés: tipos, síntomas, causas, prevención y tratamiento

    En muchas ocasiones, este tipo de lesión no se puede diagnosticar ni con prontitud ni con certeza, ya que la sintomatología resulta muy similar a otro tipo de lesiones

© RUNNEA Copyright 2018.