Fractura por estrés: tipos, síntomas, causas, prevención y tratamiento

Fractura por estrés: tipos, síntomas, causas, prevención y tratamiento Comentarios
Siguenos en

En el presente artículo vamos hablar sobre las fracturas, pero no las comunes sino las fracturas que se producen por estrés. Como pequeño adelanto veremos que en muchas ocasiones no se puede diagnosticar ni con prontitud ni con certeza, ya que el diagnóstico y la sintomatología son muy similares a otros tipos de lesiones.

Por ello, a lo largo del artículo veremos:

  1. ¿Qué es una fractura por estrés?
  2. Las diferentes clasificaciones de dichas fracturas.
  3. Huesos donde es más probable dicha fractura, debido a sus peculiaridades.
  4. Los síntomas y las causas (por qué ocurre) las fracturas por estrés.
  5. La prevención y el tratamiento de la lesión.

Una vez metidos en materia vamos a ir desarrollando punto por punto, esperemos que sea de vuestro agrado y profundicéis en la materia, pudiendo mejorar así vuestros conocimientos.

Comenzamos...

Fracturas por estrés: tipos, síntomas, causas, prevención y tratamiento

¿Qué es una fractura por estrés?

Las fracturas por estrés consisten en una grieta, que debe de considerarse una fractura, en cualquiera de los huesos del organismo. Como es una "simple" grieta, en muchas ocasiones es dificultoso su pronóstico, por eso se suelen equivocar y los profesionales necesitamos la aplicación de varias técnicas para realizar un adecuado diagnóstico.

Estas fracturas se suelen denominar fracturas por fatiga o sobrecarga, debido a que una de las causas principales como posteriormente veremos será la repetición continua de un determinado impacto.

Fracturas por estrés: tipos, síntomas, causas, prevención y tratamiento

Clasificación de las fracturas por estrés

Las fracturas por estrés tienen grandes diferencias entre sí a la hora de su pronóstico, además cada fractura debemos añadir la individualización de cada organismo, por ejemplo, tiempo de curación, dispares métodos aplicables,...

Por todo esto, existen diferentes clasificaciones pero la más utilizada por diferentes autores es la distinción entre fracturas de bajo riesgo y fracturas de alto riesgo. Por ejemplo, los autores Torrengo, F; Paús, V y Cédola, J. (Marzo, 2010), nos hablan de esta clasificación: fracturas de bajo riesgo que son aquellas que tienen una predicción satisfactoria simplemente con la anulación de la actividad física desarrollada y, por otro lado, en fracturas de alto riesgo que el tiempo de curación es mayor, aumentando cuando se tarda en pronosticar la lesión.

Además, dentro de la misma clasifican dentro de cada grupo las estructuras óseas que están en cada grupo:

Fracturas de bajo riesgo: Extremidad Superior (Clavícula, escápula, húmero, olecranon, cúbito, radio, escafoides y metacarpianos), costillas, vértebras lumbares, pelvis (sacro y ramas pubianas); fémur (diáfisis); tibia (diáfisis); peroné, calcáneo y metatarsianos (diáfisis).

Fracturas de alto riesgo: Fémur (cuello), rótula, tibia (cortical anterior), tibia (maléolo tibial), astrágalo, escafoides tarsiano, quinto metatarsiano (metáfisis), segundo metatarsiano (base) y sesamoideos.

Fracturas por estrés: tipos, síntomas, causas, prevención y tratamiento

Huesos con mayor riesgo

Diferentes artículos nos muestran qué huesos son los más propensos a que ocurra una fractura por estrés (posteriormente veremos las causas por qué ocurren), estos huesos son:

  • El quinto metatarsiano del pie; esta fractura se produce en deportista que reiteradamente se producen a lo largo de dicha actividad física, por ejemplo, saltadores, corredores...
  • El maléolo interno del tobillo y metatarsos del pie, al igual que el quinto metatarsiano, se producen en un mayor porcentaje en corredores de larga distancia y saltadores debido al impacto en sus correspondientes disciplinas deportivas.
  • También la tibia es otro hueso donde estas lesiones se producen con asiduidad, en muchas ocasiones si se detecta a tiempo, con reposo su curación está asegurada, en caso contrario en muy posible su fractura total con el perjuicio de la misma.
  • Otras zonas muy habituales son la pelvis, el cuello del fémur, la epífisis del peroné y los sesamoideos del pie.

Fracturas por estrés: tipos, síntomas, causas, prevención y tratamiento

Los síntomas y las causas de las fracturas por estrés

Como ya dijimos en artículos anteriores debemos de saber diferenciar entre los síntomas y las causas. 

Las causas son el por qué ocurren cualquier tipo de lesiones o el origen de la misma. Por otro lado los síntomas consisten en el indicio de lo que está sucediendo o de lo que va a suceder en un futuro más temprano que tarde si no hacemos caso a las señales que nos está enviando nuestro cuerpo.

Por eso, diferenciaremos las causas de los síntomas.

Los síntomas son muy similares a otras lesiones, como ya hemos comentado en la introducción, por eso la dificultad en realizar el pronóstico adecuado. En una fractura por estrés los síntomas son principalmente dos:

  1. Dolor en la zona debido evidentemente a la fractura.
  2. Posible inflamación en la misma zona.

Por otro lado, las causas son más amplias ya que cada fractura por estrés puede producirse por diferentes motivos, pero vamos a proponer varias posibilidades a nivel general en las cuales muy posiblemente se han podido producir dicha lesión. Además pueden diferenciarse en factores extrínsecos (ajenos al deportista) e intrínsecos (debidos al deportistas). Estas son:

Factores intrínsecos

  • Alteraciones posturas, por culpa a la mala técnica empleada.
  • Descompensaciones musculares, ya comentados en anteriores artículos su importancia.
  • Cuando el deportista tiene una densidad ósea menor (denominado osteoporosis), se da más en deportistas veteranos.

Factores extrínsecos

  • Mala planificación física, por eso, la importancia de tener un profesional a tu cargo para la obtención de la calidad de tus entrenamientos controlando cargas y descansos. 
  • Debido a la repetición continuada sobre la misma zona de impacto durante los entrenamientos.
  • Cambios en la superficie de la disciplina deportiva realizada.
  • Llevar a cabo una desregulada y mala nutrición.

Fracturas por estrés: tipos, síntomas, causas, prevención y tratamiento

Prevención y tratamiento

Como ya hemos dicho, están íntimamente relacionados ambos conceptos por eso vamos englobarlos en el mismo apartado

La prevención para una fractura por estrés consiste en realizar diferentes ejercicios y consejos que vamos a desarrollar a continuación para que la puesta a punto de cada deportista sea la más idónea posible. Por ejemplo:

  • Buen calzado, apropiado para nuestra pisada, por ello, es muy aconsejable que realicemos un estudio de nuestra pisada para que la elección de nuestra zapatilla sea la correcta y, de este modo y con las recomendaciones de un experto, no fallemos en nuestra zapatilla ideal. Además, el análisis biomecánico evitará en un mayor porcentaje las fracturas por estrés, fundamentalmente la fractura en el quinto metatarsiano del pie.
  • Evitar el sobreentrenamiento (mala planificación del entrenamiento) que era una posible causa de dicha fractura.
  • Evitar cambios bruscos de superficies y sobre todo tener cuidado cuando los entrenamientos se realizan siempre en terreno duro como el asfalto.
  • Mejorar la técnica si es necesario para evitar sobrecargas innecesarias que con el tiempo se pueden producir lesiones más lesivas como las fracturas por estrés.
  • También es fundamental el fortalecimiento de tus músculos como ocurre en otras lesiones.
  • Además de tener una adecuada alimentación para que los valores de calcio sean los adecuados para no sufrir ciertos percances desafortunados.

Por otra parte, el tratamiento que se realiza en cada fractura de estrés debe ser individualizado para cada lesión como proponemos desde Rend and Prev, pero para no hacer muy extenso el artículo propondremos apartados más generales que son los más adecuados, pero sabiendo que lo ideal es ponerte en manos de profesiones, tanto de tu fisioterapeuta y osteópata para que mejores adecuadamente de tu lesión.

En cuanto a los tratamientos propuestos para la curación de una fractura de estrés son:

  • Principalmente descanso de la zona donde se ha producido la lesión para su total movilización, pero algunos expertos aseguran que en determinados huesos en muy recomendable el tratamiento quirúrgico ya que su evolución es en muchas ocasiones la más elevada.
  • Añadir la toma de analgésicos para el dolor y la aplicación del hielo para la disminución del más que posible hinchazón es recomendable.
  • Fortalecimiento muscular de los músculos que están relacionados con el hueso afectado.
  • Si la fractura se ha producido en una articulación, ganar movilidad también es fundamental.
  • Podemos incluir aspectos muy similares a los que utilizamos en la prevención, como, la mejora de la técnica (en running pool, para que no exista el impacto), o trabajo de propiocepción,...
  • En casos es necesario la aplicación de yeso en la zona para que el reposo sea necesario.
  • En ciertos casos y dependiendo de la zona donde se produzca la lesión se aplicará la cirugía. En otros casos, cuando con un tratamiento conservador no se llega a su total curación.
  • Además y para ir finalizando es prioritario la aplicación de diferentes tratamientos de fisioterapia; tu fisioterapeuta sabrá cuál es el más indicado para cada fase de tu recuperación.

Fracturas por estrés: tipos, síntomas, causas, prevención y tratamiento

Conclusiones

Para terminar, el mundo deportivo debe tener las técnicas adecuadas para que el diagnóstico sea el acertado y con la mayor agilidad posible, y es que las fracturas por estrés suelen llevar a engaño en ciertas ocasiones y esto es lo que como profesionales no nos podemos permitir, ya que el tiempo en determinadas ocasiones juega en nuestra contra.

Y por último, desde Rend and Prev queremos incentivar a todos los deportistas a que tengan su equipo profesional para que tanto la planificación de entrenamiento, su alimentación y su recuperación y prevención de lesiones sea constante y de calidad.

Fotos: ASICS Running.

Siguenos en

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar

3 comentarios

  1. 18 de enero de 2017 jordir buenas tardes tengo fractura de estrés de tibia . y tengo una maratón dentro de un mes . Que podría hacer para calmar el dolor y poder entrenar algo hasta el día de la competición.
    Gracias
  2. 19 de enero de 2017 Runnea10 Mi consejo es aquarunning. Prueba a correr en el agua. Sesiones de 30-45 minutos corriendo en la piscina.
  3. 22 de marzo de 2017 timoteo MI CONSEJO ES QUE DESCANSES Y DEJES DE CORRER LA MARATON , ES LA UNICA FORMA DESCANSO. DESCANSO Y MAS DESCANSO HASTA QUE NO SANES

Enlaces relacionados

  1. Rotura de fibras: tipos, prevención y tratamiento

    Rotura de fibras: tipos, prevención y tratamiento

    Consiste en una rotura del músculo, de mayor o menor distancia (diferentes grados). Dependiendo del gesto que se produzca a la hora de realizar el movimiento, se podrá lesionar una zona u otra de nuestro cuerpo
  2. Ampollas en los pies: La mejor forma de hacerlas frente

    Ampollas en los pies: La mejor forma de hacerlas frente

    Si eres uno de esos runners a los que las ampollas le traen por el camino de la amargura, existen ciertas pautas a tener en cuenta para minimizar el problema.
  3. Ejercicios para fortalecer y prevenir lesiones en rodillas

    Ejercicios para fortalecer y prevenir lesiones en rodillas

    La rodilla es la articulación que sufre un mayor número de lesiones, debido a que soporta un elevado número de impactos durante la carrera y todo el peso corporal.
  4. Lesiones de rodilla: tratamiento con láser de alta potencia

    Lesiones de rodilla: tratamiento con láser de alta potencia

    Método no invasivo para tratar lesiones de menisco, ligamentosas y los procesos inflamatorios asociados a las lesiones de rodilla más frecuentes, que en ocasiones permite evitar pasar por quirófano

© RUNNEA Copyright 2017.