28-05-2021 Mujer Running by Puma

Pie de mujer: ¿cómo influye la forma en la pisada?

Pie de mujer: ¿cómo influye la forma en la pisada?
  • Facebook Icon
  • Twitter Icon
  • Whatsapp Icon
RUNNEA
Por RUNNEA
Redacción RUNNEA Team

Nueva entrega en la recién estrenada sección “Mujer Running” by PUMA y en esta ocasión, contamos con el asesoramiento experto de nuestro podólogo de cabecera Toni Fernández Sierra, quien tratará de arrojar luz sobre las características específicas del pie femenino. ¿Sabías que las mujeres presentan una mayor tendencia a la pronación que a la supinación o que el ciclo hormonal tiene una relación directa en la morfología del pie? A continuación, trataremos de dar respuesta a los distintos interrogantes que se plantean muchas de nuestras corredoras a la hora de elegir un modelo de zapatilla u otro.

Pie de mujer: ¿cómo influye la forma en la pisada? Caraterísticas

Una auténtica masterclass donde analizaremos las necesidades que plantea el pie femenino y la importancia de elegir, correctamente, una zapatilla de running específica. “Generalmente, el pie de mujer suele tener un talón más estrecho y una antepié más ancho, de ahí la importancia de adaptar esa horma a las necesidades que plantea”, destaca nuestro podólogo de referencia aludiendo a una de las cuatro características más destacadas del pie de la mujer.

La relación directa entre la hormona relaxina y la elasticidad en los ligamentos, músculos o estructuras de sujeción del cuerpo de la mujer o la incidencia del déficit de grasa plantar en las lesiones más comunes del pie femenino son algunas de las dudas que se plantean a continuación y a las que nuestro podólogo de referencia dará respuesta ¡no pierdas detalle!

¿Por qué las zapatillas de mujer son diferentes de las de hombre?

Pie de mujer: ¿cómo influye la forma en la pisada? Diferencias pie masculino

El pie femenino tiene 4 características muy concretas. Morfológicamente hablando, presenta un talón más estrecho y un antepié más ancho en comparación con el pie masculino

 Muchas de las quejas que tenemos cuando vienen chicas a nuestra consulta se debe a que cuando encuentran su número, porque les va bien de largo, les parece demasiado estrecho y muchas veces, las corredoras optan por comprarse unas zapatillas de running de mayor número y eso no es correcto.

El calzado que elegimos tiene que ser de nuestra talla pero no mucho más grande porque no encuentres esa característica principal.

Antepié más ancho y talón más estrecho

Es cierto que hay marcas que en la horma suelen apostar por incluir 2-3 milímetros de mayor anchura en la zona del antepié para justificar esa necesidad que plantea el pie femenino pero muchas veces se olvidan del talón, y es un parámetro a tener muy en consideración.

Pie de mujer: ¿cómo influye la forma en la pisada? Talón

Pero es cierto que las principales marcas del running apuestan, cada vez más, por crear productos específicos que atiendan a las necesidades de las corredoras populares. Hormas específicas con un talón más estrecho o un refuerzo extra en la zona del arco plantar para una mejor adaptabilidad al pie femenino, esta es la última propuesta que defiende la firma alemana PUMA con su nueva línea de calzado deportivo.

Empeine más alto

Otras de las características muy destacables del pie de la mujer es que, a veces, se da hasta en un 70% de las mujeres, tienen un empeine más alto. Esto es, en parte, debido al calzado que llevan en su día a día. Si llevan un poco más de tacón que el hombre, el empeine se hace un poco más alto y de ahí que, en ocasiones, se den ciertos problemas a la hora de atarse los cordones ya que pueden sentir cierta incomodidad en esa zona al ejercer presión.

Mayor tendencia a sufrir deformidades

Las mujeres tienen una mayor tendencia a sufrir deformidades en el antepié, la aparición de juanetes, juanetes de sastre, dedos en garra, ect. Es por eso que sería interesante que los materiales que se emplean en la fabricación del upper, sean más elásticos, más adaptativos.

Pie de mujer: ¿cómo influye la forma en la pisada? Uppers

Es cierto que, desde hace algunos años, la mayoría de las firmas deportivas se han posicionado por uppers muy elásticos con gran capacidad de adaptación a la morfología del antepié y, en este sentido, sí podemos hablar de una evolución considerable en el mercado del running pero también es cierto que, en ocasiones, el refuerzo que se incluye entre el upper y la mediasuela, si no le hemos dado una horma correcta a la zapatilla, puede generar molestias.

¿Sabías que el ciclo hormonal de la mujer tiene una reacción directa en la morfología del pie?

El ciclo hormonal de la mujer tiene una reacción directa en la morfología del pie. Hay una hormona, la relaxina, que en el caso de las mujeres embarazadas a medida que transcurre el periodo de gestación va aumentando su concentración en sangre y, en el momento del parto, alcanza unas concentraciones altísimas.

Pie de mujer: ¿cómo influye la forma en la pisada? Ciclo hormonal

Esto se traduce en una mayor elasticidad -especialmente en la zona de la cadera- pero, al transportarse vía sangre, afecta a todo el cuerpo. La relaxina hace que todos los ligamentos, músculos y estructuras de sujeción ganen en elasticidad.

Ángulo Q: la gran característica morfológica del pie femenino

La gran característica morfológica del pie femenino radica en el ángulo Q. Las mujeres son más anchas de cadera respecto a los hombres y esa anchura favorece una mayor tendencia de inclinar las rodillas más hacia el interior. Un gesto que tiene muchísima importancia porque eso favorece que la carga de nuestro peso, no va a incidir igual en una zapatilla para hombre que para mujer.

Una zapatilla para mujer, por lo general, va a meter más carga a la parte interior de la zapatilla de ahí la necesidad de contar con un cierto refuerzo “extra” en esa zona.

Las mujeres tienen mayor tendencia a la pronación

Los grados de pronación en el pie de la mujer suelen ser mayores que en el caso del hombre; que sea patológico o no, dependerá de otros muchos factores. Al tratarse de un factor fisiológico, resulta complicado “solucionar” o corregir esta tendencia, de ahí la necesidad de crear diseños exclusivos que se adapten a las necesidades del pie femenino.

¿Cuáles son las principales lesiones asociadas a la pasada femenina?

Pie de mujer: ¿cómo influye la forma en la pisada? Lesiones

La gran mayoría de las lesiones están asociadas a la falta de grasa plantar que presenta el pie femenino, catalogado como lipodistrofia plantar. La grasa plantar tiene dos funciones: la amortiguación y una función estructural, que asegura una correcta colocación de los huesos y tejidos durante la pisada. La falta de esta grasa genera una cierta deformidad en los huesos y, por ende, la falta de amortiguación también genera un cierto dolor durante la pisada.

Las fracturas de estrés, fracturas del segundo metatarsiano, suelen ser más común en el caso de las mujeres que en el de los hombres debido a ese déficit de grasa plantar. Metatarsalgia por hiper apoyo de los metatarsianos, lesión en el tendón de Aquiles o la fascia, en aquellos casos donde la grasa plantar ha desaparecido con más intensidad, ese déficit de grasa plantar genera una mayor tensión en el tendón de Aquiles y fascia, provocando más

¿Qué tipo de zapatilla de running se ajusta a las necesidades del pie femenino??

Pie de mujer: ¿cómo influye la forma en la pisada? Tipo zapatilla

En líneas generales, la elevación “leve” del arco plantar si favorece, muy significativamente, a las necesidades que plantea el pie femenino así como un mayor control de la torsión. Aspectos muy relevantes que zapatillas de running para mujer como las PUMA Deviate Nitro, PUMA Velocity Nitro o PUMA Liberate Nitro tienen en consideración ya que permiten un mejor ajuste en zonas estratégicas del pie que inciden, directamente, en la salud de la pisada femenina.

En muchas ocasiones, los modelos específicos para corredoras presentan modificaciones importantes también en la suela. Esto se debe porque es en esta zona de la zapatilla donde encontramos piezas o refuerzos extra en la zona del talón, mediopié o antepié, y en ocasiones estas van sueltas o, a veces, van enganchadas con pequeñas lengüetas. El diseño de esas uniones de lengüeta va a generar una respuesta diferente en un modelo u otro y, en el caso de la mujer, puede favorecer a un ciclo de la pisada más estable.

Mayor drop

Normalmente, las zapatillas de mujer suelen tener mayor drop. Un hecho muy interesante porque aquellas mujeres que están acostumbradas a llevar algo de tacón en su día a día, presentan un talón de Aquiles más acortado. Normalmente, los fabricantes cuando hacen una zapatilla más pequeña, talla 37 o 38, tienen un drop más alto que esa misma zapatilla en tallas más grandes.

El peso de la corredora

Otro detalle significativo a tener en consideración por parte de los fabricantes a la hora de confeccionar estos modelos específicos de mujer se concentra en el peso de la corredora

Pie de mujer: ¿cómo influye la forma en la pisada? El peso de la corredora

Los materiales que se emplean en estos productos no siempre tienen en cuenta esa diferencia de peso entre hombres y mujeres, un mismo material puede resultar muy duro para la corredora y muy blando para el corredor, de ahí la necesidad de incidir en las necesidades que presenta cada tipo de pie.

La fuerza una asignatura “obligatoria” para las corredoras

En el caso de la mujer, trabajar el core es fundamental. Todo lo que sea control de cadera, trabajar esa zona específica es fundamental para prevenir el riesgo de lesión; muy especialmente en las mujeres que han dado a luz. Tras el parto, ciertas estructuras se han movido mucho y hacer una buena recuperación de core es fundamental para prevenir posibles problemas de torsión tibial o sobrecargas del tibial anterior; muy frecuentes en las mujeres debido a la deformidad del antepié.

Pie de mujer: ¿cómo influye la forma en la pisada? Entrenar la fuerza

Cuando una zapatilla es muy estrecha, nos gira hacia el interior el dedo gordo y, por ende, modifica por completo toda la pisada. Una mujer que tenga juanete, necesita un control que va desde la cadera -trabajar muchísimo todos los ejercicios de core-, estabilizadores de rodilla y estabilizadores de pisada todo ello, claro está, acompañado por una correcta elección de zapatilla de running.

En resumen, es muy importante tener en consideración las características propias del pie femenino para una correcta elección de la zapatilla de running. Tal y como nos señala nuestro experto en Podología Toni Fernández Sierra, debemos prestar especial atención a parámetros clave como la elevación del arco plantar, la anchura de la zona del antepié o la altura del drop, entre otros. Asimismo, saber que el ciclo hormonal o el ángulo Q tienen una incidencia directa en la pisada nos ayudará a prevenir y reducir el riesgo de lesión.

Hasta aquí la masterclass de hoy en torno a las características del pie de la mujer. Un post que pone en valor, aún más si cabe, la necesidad de elegir productos específicos para cada perfil de corredor, algo que venimos desde hace años defendiendo en RUNNEA.

RUNNEA

RUNNEA

Redacción RUNNEA Team

Runnea (www.runnea.com) es la startup líder en España en el segmento running y outdoor. Nos visitan 800.000 usuarios cada mes en busca de entrenamientos personalizados y ayuda en la búsqueda de material y servicios para cumplir sus objetivos.

Ha escrito: