01-03-2011 Nutrición

¿Cuáles son las necesidades energéticas de nuestro cuerpo?

¿Cuáles son las necesidades energéticas de nuestro cuerpo?
Redacción
Por Redacción
Equipo de redacción

Gloria San Miguel. El organismo humano para subsistir necesita un continuo aporte de energía. Esta energía procede de la oxidación, en las células que componen nuestros tejidos, de los tres componentes orgánicos principales de la materia viva, llamados comúnmente principios inmediatos o macronutrientes: los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas y que se encuentran en mayor o menor riqueza en los alimentos. Además de éstos también puede proporcionarnos energía el alcohol.

La energía, una vez liberada el organismo la utiliza para:

- Mantener el metabolismo basal.

- Promover la actividad muscular (tanto voluntaria como involuntaria) y de los órganos.

- Mantener la temperatura corporal.

- Ser capaces de pensar, oler, ver, oír, sentir, etc.

- Promover el crecimiento y la síntesis de nuevas sustancias.

Esta energía se mide en términos de calorías, aunque habitualmente se utiliza la kilocaloría o caloría, que equivale a 1.000 calorías.

Otra medida es el julio, que equivale a 0'24 kcal, o 1 kcal = 4'2 julios.

Los distintos nutrientes energéticos nos aportan el correspondiente valor calórico:

- Hidratos de Carbono: 4 kcal/gramo

- Proteínas: 4 kcal/gramo

- Lípidos: 9 kcal/gramo

La oxidación del alcohol nos proporciona 7 kcal/gramo.

La cantidad de energía necesaria para cada individuo depende de:

1. Metabolismo Basal.

2. Coste de la actividad física.

3. Efecto térmico de los alimentos o acción dinámica-específica de los alimentos.

4. Termogénesis acultativa. También de la termorregulación o mantenimiento de la temperatura corporal.

Son necesarios 7 u 8 días para que el contenido de energía de la dieta consumida espontáneamente y las demandas de energía del sujeto se equilibren.

METABOLISMO BASAL

Se entiende por metabolismo basal el gasto energético o cantidad mínima de calorías necesaria para el mantenimiento de la vida y de las funciones fisiológicas vitales del individuo, en condiciones de reposo y relajación, despierto, en posición reclinada, despierto, en ayunas y a temperatura confortable.

Generalmente se expresa en Kcal/minuto/kg de peso corporal.

Se conoce por las siglas BMR (Basal Metabolic Rate) o MB.

El BMR depende del tamaño y composición corporal, del sexo y de la edad:

- La mujer tiene una menor proporción de masa muscular y mayor proporción de grasa, tiene un gasto basal menor que el hombre en torno a un 5-10%, expresado por unidad de peso .

- En la infancia tiene su valor máximo (aproximadamente a los 4 años) y a partir de ahí disminuye hasta alcanzar un valor constante hacia los 20 años. Después de los 25 años disminuye lenta y gradualmente a razón de entre un 2-5% por cada década de la vida, debido a un empobrecimiento de la actividad metabólica de los tejidos más activos y a la acumulación de grasa en el organismo. Los cálculos deberán corregirse a partir de los 40 años:

40-49 años ? -5%

50-59 años ? -10%

60-69 años ? -20%

70 y más años ? -30%

Durante el embarazo y la lactancia el BMR aumenta.

Durante el sueño disminuye un 10%.

Estados de enfermedad y fiebre pueden aumentarlo, así como el efecto de diversas hormonas y otros como factores genéticos, psicológicos, situaciones de estrés o, incluso, el tipo de alimentación.

Los cambios climáticos y la humedad ambiental suelen afectar muy poco.

COSTE DE LA ACTIVIDAD FÍSICA

Está relacionado con el trabajo muscular. Es muy variable de un individuo a otro según su actividad, su estado fisiológico, la herencia genética y los hábitos alimentarios.

La actividad física se acompaña de un incremento de los requerimientos energéticos que se manifiestan por una elevación del uso de los nutrientes energéticos y del consumo de oxígeno.

Puede llegar a representar del 20 al 40% del gasto energético total, aunque no todas las actividades conllevan el mismo gasto calórico, llegando algunas actividades deportivas a superar estos valores.

EFECTO TÉRMICO DE LOS ALIMENTOS

También denominado termogénesis postprandial (TP), representa el gasto energético que se requiere para la utilización digestiva de alimentos y nutrientes, y la metabólica de los nutrientes absorbidos.

La ingestión de una comida produce una elevación del consumo de oxígeno que persiste algunas horas después de terminar de comer y equivale a un 10-15% del valor calórico de la dieta consumida. Esta energía se debe al coste de la actividad digestiva y, sobre todo, al coste del almacenamiento y transformación de los componentes de la dieta (secreción de enzimas digestivas, transporte activo de nutrientes, formación de tejidos corporales, formación de reserva de grasa, formación de reserva de glucógeno, síntesis de proteínas y de algunos otros).

Esta fracción de energía puede estar disminuida en algunas personas y ser un factor importante en el desarrollo de la obesidad.

Este valor energético depende del tipo y cantidad de hidratos de carbono, grasas y proteínas (en términos calóricos) ingeridos con la dieta: a mayor consumo de nutrientes, mayor efecto térmico de los alimentos.

Las grasas son los nutrientes "menos caros" (entre el 3-4%) y las proteínas las que tienen un mayor efecto térmico (30%). Los hidratos de carbono ocupan un lugar intermedio (6%).

TERMOGÉNESIS FACULTATIVA

O termorregulación o mantenimiento de la temperatura corporal. Este gasto energético depende de determinadas condiciones ambientales exógenas o algunas endógenas como la temperatura ambiental y/o corporal.

Ante el frío o ante temperaturas ambientales y corporales elevadas el organismo necesita poner en marcha mecanismos de producción de calor o de disipación del mismo respectivamente. Esto exige un determinado gasto energético que representa del 10 al 15% del gasto energético.

No hay que confundir el MB con el GASTO ENERGÉTICO EN REPOSO (GER). Éste último es la suma del MB y el efecto térmico de alimentos. Se mide igual que el metabolismo basal pero sin situación de ayuno, y por tanto incluyendo el gasto energético por la utilización digestiva y metabólica de nutrientes. El GER puede llegar a ser un 10% superior al MB, por lo que usar uno u otro indistintamente no es adecuado.

Redacción

Redacción

Equipo de redacción

Un equipo formado por periodistas y profesionales del running. Si quieres que escribamos sobre algún tema en particular ponte en contacto con nosotros.