18-07-2018 Nutrición

5 razones para comer granos enteros

5 razones para comer granos enteros
  • Facebook Icon
  • Twitter Icon
  • Whatsapp Icon
Redacción
Por Redacción
Equipo de redacción

Los granos enteros como el trigo, el maíz, el centeno, el arroz o la cebada, entre otros muchos son aquellas semillas de granos que conservan las tres partes por las que están compuestas: el endospermo, el salvado y el germen.

Estos granos, además de ser una fuente rica en minerales, fibra, micronutrientes y carbohidratos, contribuyen a disminuir el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, ayudan a mantener el peso corporal y previenen la diabetes de tipo 2, entre otros muchos beneficios para la salud.

Por todo ello, a continuación te decimos las cinco razones principales por las que deberías incluir en tu dieta diaria granos enteros y cómo te ayudan a tener una vida saludable:

Una gran fuente de fibra

La inmensa mayoría de las personas consumen muy poca fibra. Sin embargo, ésta posee grandes beneficios para tu salud. Y en este sentido, los granos enteros son una fuente excelente. Por eso mismo, aquellas dietas que son proclives a reducir el consumo de fibra pueden llegar a generar una deficiencia cuya consecuencia más inmediata es el riesgo de padecer diabetes, diverticulosis o estreñimiento.

Mejoran los efectos glucémicos de otros alimentos

5 razones para comer granos enteros

Algunas investigaciones afirman que las dietas con un alto contenido de carbohidratos de bajo índice glucémico (alimentos de origen vegetal) tienen efectos positivos para minorar el riesgo de sufrir enfermedades crónicas. Por su parte, otras investigaciones han demostrado que un elevado consumo de fibra de granos de cereal en una comida puede reducir las respuestas glucémicas de las comidas que se ingieren a posteriori.

Un componente versátil de la dieta

La gran variedad de granos disponibles implica un gran abanico de opciones para añadir todos sus beneficios intrínsecos a tus comidas, tanto a nivel nutricional como de sabores. Precisamente, para aprovechar todo su potencial se pueden consumir bien sea en estado natural, o ya sea triturados, partidos o molidos para transformarlos en harina, galletas y otros alimentos. Siempre el producto final debe contener la misma composición nutricional del grano original. Así que la siguiente vez que vayas a comprar pan de molde o pasta, asegúrate que esté elaborado con granos enteros. De esta forma, su consumo será más completo y nutritivo.

Proporcionan una gran variedad de micronutrientes valiosos

Los granos enteros almacenan un perfil nutricional amplio. En términos generales, proporcionan una rica variedad de minerales y vitaminas del grupo B. Muchos de estos granos albergan compuestos antioxidantes y algunos otros ofrecen nuevos antioxidantes que no se hallan en otros alimentos que consumes.

Por otra parte, los granos son también una fuente rica en proteínas. Dependiendo de su naturaleza, algunos aportan más aminoácidos que otros pero en general son complementarios a los de otros alimentos vegetales, como en el caso de las legumbres. Si echas un vistazo a otras culturas, uno de los platos más tradicionales que puedes encontrar es el arroz y las judías. Seguramente esto no sea mera casualidad, ya que proporciona una rica y variada gama de aminoácidos fundamentales que son empleados como alternativa a la carne.

Los pueblos más saludables los consumen

Los granos enteros son un ingrediente con una larga tradición en determinadas culturas milenarias. Ocupan un lugar preferente en algunas dietas como la mediterránea, la vegetariana o la asiática, por poner solo unos ejemplos.

Fuente: Doctor David Katz

Redacción

Redacción

Equipo de redacción

Un equipo formado por periodistas y profesionales del running. Si quieres que escribamos sobre algún tema en particular ponte en contacto con nosotros.