Runner, entrenador y coach ¿Suman o restan?

Running news
Runner, entrenador y coach ¿Suman o restan?
Aitor Loizaga
Por Aitor Loizaga
Coaching Deportivo
Publicado el 23-02-2016

Ultimamente varios runners me han preguntado por la posibilidad de tener un entrenador personal y un coach al mismo tiempo. ¿Se puede?. Sí, por supuesto. Y más aún; es muy recomendable para sacar lo máximo de nosotros mismos.

Runner, entrenador y coach

Pero a continuación, me han hecho estas dos preguntas:

¿Qué pasa si lo que me dice el coach es diferente a lo que me dice mi entrenador?. ¿A quién tengo que hacerle caso?.

Si tengo un coach, ¿es necesario que tenga un entrenador personal, o con tener un proceso de coaching es suficiente?.

 Planificación deportiva

En primer lugar, la planificación deportiva es esencial. Creo que está fuera de toda duda que es conveniente tener claro el objetivo u objetivos para la temporada. El tipo de entrenamiento, las sesiones de entrenamiento, las jornadas de descanso, etc…. Es decir; preparar el aspecto físico de una temporada es primordial, bien que lo haga el runner por sí mismo, bien con un entrenador.

En segundo lugar, el que un runner cuente con los servicios de un coach, no le libra de tener que hacer las tiradas largas, los intervalos, los ejercicios de potencia….; vamos, que entrenar hay que seguir entrenando duro. Trabajar el aspecto emocional no nos libra de tener que trabajar también el aspecto físico.

En tercer lugar, el coach sólo actúa sobre la vertiente emocional, de mejora, objetivos, etc… sin entrar en la preparación física. La planificación de la temporada, como hemos indicado, la realizará el runner bien por sí mismo, bien con su entrenador personal.

Por ello, el coach y el entrenador comparten estas características:

  • Ambos ayudan a que el runner consiga el máximo rendimiento.
  • Quien realmente importa es el runner y todo debe girar alrededor de él. Los dos, el entrenador y el coach están por detrás de corredor y a su servicio.

Por otra parte, las diferencias entre el entrenador y el coach son las siguientes:

  • El coach no da consejos ni opina. En cambio, el entrenador aconseja y opina; es más, es lo que se espera de él.
  • El coach no entra en los aspectos físicos, de planificación, de táctica, etc…
  • Para el coach, lo más importante es la agenda personal del runner y todo lo demás se supedita a él. Para el entrenador, si bien busca lo mejor para el runner, a veces la agenda del club o la suya personal, puede chocar con la del runner.

Como hemos dicho, el entrenador y el coach tienen a un mismo “cliente”, el runner, trabajando diferentes aspectos del deportista. Cuando es un deportista a nivel individual el que tiene un entrenador personal y un coach, la agenda del runner está perfectamente cubierta. Con el coaching se consigue que las dos vertientes del runner, la física y la emocional funcionen en conjunto y acopladas; están integradas.

Triángulo perfecto

El triángulo que se forma entre runner, entrenador y coach es el que obtiene los mejores resultados. Coach y entrenador se complementan y junto a la táctica, técnica, y estrategia deportiva y el análisis de la evolución del runner, que es competencia del entrenador, el proceso de coaching ayuda a integrar el entrenamiento físico con lo mental y emocional. No lo olvidemos; el runner es una persona con sus emociones, con sus ilusiones, con sus creencias limitantes, con sus potencialidades.

Tal vez te interese:

Volvemos a la pregunta del principio. Todo esto está muy bien, pero, a quién tiene que hacerle más caso el runner, ¿al entrenador o al coach?. La respuesta es fácil; un coach no aconseja. Un coach no da opiniones. Un coach nunca le dice al runner lo que tiene que hacer o si la planificación o los objetivos deportivos son correctos o erróneos.

Si llega el caso de que el runner le diga a su entrenador que hay que replantearse el objetivo de la temporada o los entrenamientos, o la planificación que se está realizando, no es porque el coach le haya dicho al runner lo que tiene que hacer. El proceso de coaching lo que ha conseguido es que el runner reflexiones sobre su situación; se rete a sí mismo para conseguir objetivos más ambiciosos, nuevas expectativas más altas o más realistas.

La importancia del aspecto emocional del runner

Como comentamos en nuestro último artículo, en el running no sólo hay una vertiente física, sino que el aspecto emocional es esencial. El coach trabaja el aspecto emocional del corredor; que el runner tenga ganas de mejorar, de conseguir objetivos, de incrementar el rendimiento; en definitiva, de retar al runner.

Hay una frase de Timothy Gallwey, uno de los padres del Coaching y una autoridad en el coaching deportivo que me encanta; “el peor enemigo de un deportista es su mente”. Y voy a poner un ejemplo:

Estoy seguro de que todos hemos vivido esa conversación, cuando estamos entrenando o en una prueba, que se produce en nuestra mente entre nuestros dos “YO”.

Uno de los yo, es el que empieza a decir que ya estás cansado, que con esa molestia en la pierna mejor parar, que porque afloje un día y no cumpla la planificación no pasa nada, y que ayer dormí muy mal y seguro que me conviene más descansar y dormir que estar corriendo….

Y el otro yo es el que dice que hay que seguir, que hay que apretar los dientes y continuar corriendo, que no me voy a rendir.

La mayoría de runners, por no decir todos, han tenido esa conversación en su cabeza, haciendo una tirada larga, unas cuestas o simplemente, en el calentamiento previo a una sesión. Y son conversaciones que duran y duran…. El coach es el que nos ayudará a cumplir nuestros objetivos, a romper esas barreras que nos autoimponemos, a recuperar la motivación y a retarnos a nosotros mismos e ir más allá. El runner, para evolucionar y mejorar necesita retos. Necesita mantener la tensión.

Y hablando de barreras y autolimitaciones. Siempre me ha sorprendido que muchos runner vean los ejercicios de técnica de carrera como algo que sí se debería hacer pero que casi nadie hace. Hay práctica unanimidad en que son convenientes y necesarias, pero ¿quién dedica tiempo en una sesión a ellos?.

Lo que nos sucede es que cuando nos hemos instalado en nuestra zona de confort y aunque los ejercicios de técnica nos ayuden a mejorar e ir más rápidos, nos resistimos a salir de esa zona en la que estamos habituados a movernos.

Es lo que trataré de explicar en el próximo artículo; ¿por qué nos autolimitamos y no progresamos?.

www.coachingsinlimites.es I @aloizagacoach

Comentarios de Runner, entrenador y coach ¿Suman o restan?

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar. Regístrate.
Campo obligatorio

Trataremos tus datos para tramitar tu consulta y responderte a la misma. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad escribiéndonos a contacto@runnea.com. Más información en la Política de Privacidad

Aitor Loizaga

Aitor Loizaga

Coaching Deportivo

Coach deportivo y ejecutivo. Inteligencia Emocional. El coaching me ha permitido unir mis dos pasiones: - El deporte en todas sus variantes: después de haber practicado fútbol y surf, mi gran ilusión y mi desafío es el triatlón. - Colaborar para que otros puedan conseguir sus objetivos: con el coaching deportivo para que el deportista pueda ir más allá, retándose a sí mismo y superando los límites. En el coaching personal y ejecutivo, ayudando a que puedan conseguir las herramientas para romper las barreras y conseguir lo que antes parecía inalcanzable. Con ilusión y motivación podemos llegar donde nunca imaginábamos; sal de la zona de confort. Atrévete.

Ha escrito: