26-02-2017 Running news

Maratón: 10 mitos y una gran verdad

Maratón: 10 mitos y una gran verdad
  • Facebook Icon
  • Twitter Icon
  • Whatsapp Icon
Imanol Loizaga
Por Imanol Loizaga
Runneante senior

maraton consejos

Cuando empecé en esto del correr (lo de running no llegó hasta unos años después) seguía las indicaciones de los veteranos, de aquellos "chalados" que llevaban toda la vida quemando zapatilla, que habían aprendido a base de ensayo-error y que, mientras compartíamos kms, te daban consejos, planes infalibles de entrenamiento o te contaban anécdotas con lo que hacerte tu propia planificación.

En internet todavía no existía la abrumadora cantidad de información que, a día de hoy, podemos encontrar y de la que, en muchos casos, es difícil lograr extraer qué es cierto y qué no, a qué hacer caso o cómo aplicarlo a uno mismo.

En esa primera época (estoy hablando de hace 15 años, tampoco más), mucha de las cosas que se decían, siempre con la mejor de las intenciones, eran conceptos equivocados o como mínimo, que para algunos valen y para otros no. 

La mayoría siguen flotando por ahí, pasando de uno a otro en interminables tiradas largas y quedadas para correr en grupo, pero también han aparecido otros mitos. 

De unos y de otros, de la experiencia propia, de conversaciones con gente a la que preparo, ha surgido este listado de 10 mitos y una verdad sobre la maratón.

1- Hay que prepararla específicamente durante 6 meses por lo menos 

Refiriéndonos a atletas con experiencia previa, con una base, que están compitiendo en distancias inferiores y llevan un entrenamiento regular la respuesta es que...

¡Ni de lejos! Estar medio año o más pensando en un objetivo tan importante acaba agotando mentalmente a cualquiera. Una cosa es que hayamos marcado en rojo en el calendario la fecha, que tengamos el dorsal e incluso el viaje reservados, pero la preparación en sí, la preparación específica no debería durar más de 3 meses porque, entre otras cosas, no partimos de cero.
Corremos el riesgo de perder la motivación por el camino y de llegar al estado óptimo de forma bastante antes del día D. Lo digo por experiencia...

2- Hay que hacer muchas tiradas largas

Rotundamente no, damos demasiada importancia a las tiradas largas cuando hay otra serie de entrenamientos tan importantes o más que acumular kms todos los domingos.

El trabajo de fuerza, los rodajes a ritmo, los cambios de ritmo, etc. son cruciales para afrontar con garantías una competición de estas características.

3- Hay que hacer tiradas de más de 30 kilómetros 

O no, depende de las características físicas y deportivas del individuo, de su historial competitivo, de esos otros entrenamientos que hemos comentado que son tan importantes,... 

Como ejemplo, en mi primera maratón, que preparé por mi cuenta, hice varias tiradas de más de 30 kms, pero en la segunda, ya guiado por un profesional, no pasé de 24 kms y bajé 17 minutos mi marca.

4- Tenemos que hincharnos a pasta y arroz los días previos

Una máxima, una verdad como un templo que hemos oído muchas veces, es que no hay que hacer experimentos en los momentos claves. Ni desayunar lo de Gebrselassie si no coincide casualmente con lo que estamos habituados, ni estrenar material, ni geles mágicos que nos da un compañero sobre la marcha ni variar drásticamente nuestra alimentación.

La carga de carbohidratos debe estar probada previamente y no por meternos más arroz vamos a llenar engordar nuestros depósitos. Su capacidad de almacenamiento y disponibilidad viene condicionada en gran medida por el entrenamiento, es decir, es una adaptación del mismo, al igual que la mejora del VO2 máx, la potencia aeróbica, la fuerza u otros parámetros.

5- No es necesario calentar para correr una maratón

Existe la creencia de que al competir a un ritmo bastante menos exigente respecto al que llevamos en una carrera de 5 ó 10 kms, no es necesario calentar. El calentamiento no es necesario sino imprescindible, nos va a ayudar a que tanto el cuerpo como la mente se activen y se preparen para el reto que tienen por delante.

No haremos un calentamiento tan exhaustivo como para correr una milla, pero un poco de trote, ejercicios de movilidad articular, suave técnica de carrera y unas progresiones deberían formar parte del previo a la carrera.

6- El calentamiento me va a restar fuerzas para el final de la maratón

Por supuesto que no, al contrario, nos va a ayudar a que la musculatura y el sistema cardiorrespiratorio se preparen mejor optimizando su rendimiento posterior.

Si arrancamos el coche en frío y salimos de la misma el motor y demás elementos sufrirán más, ¿verdad?

7- Hay que hidratarse a tope desde el primer avituallamiento 

Ojo con la hidratación, fundamental en el día a día y especialmente en una carrera de larga duración, pero todo en su justa medida. Las recomendaciones por kilo de peso y hora son relativas y dependen, entre otras cosas, de las condiciones climatológicas (a más temperatura y humedad más pérdida de líquidos) y de la capacidad de refrigeración de nuestro organismo.

Hay que beber sin sed, no esperar a notar los síntomas, pero un exceso de hidratación puede ser tan perjudicial o más que un déficit.

8- Es mejor correr más rápido la primera media para tener un colchón

No es, en absoluto, recomendable correr más rápido que el ritmo previamente establecido. Ese colchón que pretendemos tener para cuando flaqueen las fuerzas, puede ser el que necesitamos para tumbarnos en el suelo porque, al habernos excedido en el ritmo, hemos perdido la ventaja que creíamos tener y mucha más provocando incluso la retirada.

9- La maratón empieza en el kilómetro 30 

O en el 32 o en el 34, ¿quién no ha oído eso muchas veces? La carrera comienza, por no decir antes, en el momento que se da el pistoletazo de salida sabiendo gestionar esos primeros kms locos en los que, cargados de adrenalina, salimos a un ritmo superior al establecido.

Si no somos capaces de seguir la estrategia marcada, de ser pacientes y de no elevar nuestro ritmo al encontrarnos frescos y cómodos allá por el km 10 o 15 de carrera, tendremos muchos boletos para que al alcanzar el último tercio de la misma empecemos a pagar las consecuencias de lo que hemos hecho mal en los primeros

10- El muro nos va a llegar sí o sí 

¿Y si te digo que el muro no existe? ¿Y si te digo que si pones todos los medios, tanto en la preparación los meses previos, como los días anteriores y durante la carrera y confías en ti mismo y en todo lo que has peleado para hasta allí, conseguirás superar los momentos difíciles que surjan y entrarás en meta exhausto, pero victorioso?

Sí, créetelo.

...Y UNA VERDAD: La Maratón es distinta

En esto no puedo ser mínimamente objetivo, es una prueba especial que engancha, que te reta, que va a sacar lo mejor de ti mismo y te va a intentar engañar y asustar. Que te va a hacer llorar de alegría o de rabia, que te va a emocionar y que te puede provocar sentimientos de odio y, al de pocos días, de una nueva y aumentada atracción.

Que tus excusas no te alcancen...CORRE!!!

Comentarios de Maratón: 10 mitos y una gran verdad

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar. Regístrate.
Campo obligatorio
Imanol Loizaga

Imanol Loizaga

Runneante senior

Campeón de España de Maratón Veteranos. Sígueme @ImanloLoizaga