17-05-2021 Running news

Suunto 9 Baro Titanium, un paso más hacia la versatilidad deportiva

Suunto 9 Baro Titanium, un paso más hacia la versatilidad deportiva
  • Facebook Icon
  • Twitter Icon
  • Whatsapp Icon
Mikel Bejarano
Por Mikel Bejarano
Periodista y trail runner empedernido

Reconozco que soy un adicto a la montaña y a la naturaleza, y si ya habéis leído alguna de mis anteriores reviews, podréis anticipar lo que os voy a contar. Y es que, después de tener la oportunidad de probar y testear a fondo lo nuevo de Suunto, no puedo si no tener buenas palabras… Y eso que por culpa de las dichosas restricciones no le he hecho todos los kilómetros ni, sobre todo, el desnivel que me gustaría.

No obstante, he probado lo suficiente como para asegurar que este nuevo pulsómetro Suunto 9 Baro Titanium mantiene la calidad de su versión más común, cuya review también puedes encontrar en RUNNEA, y mejora ciertos aspectos que lo hacen un reloj outdoor todavía más completo. A continuación, os desgrano sus características y los puntos por los que veo este modelo como uno de los más completos para cualquier aventura.

Suunto 9 Baro Titanium: esfera

¿Para qué tipo de usuarios está destinado el Suunto 9 Baro Titanium?

Muy sencillo, para amantes de la naturaleza. Y digo amantes de la naturaleza por ser algo más generalista ya que, en esencia, se trata de un pulsómetro más orientado al montañismo y todas las actividades en torno a él que cualquier otra cosa. Si bien, esta edición especial viene con ciertos cambios que acercan esa esencia a un perfil de deportista más versátil o no necesariamente tan montañero.

Suunto 9 Baro Titanium: downhill

Gracias a una reducción de peso bastante considerable y a su correa textil, una correa que ya hemos visto en modelos como el Suunto 9 Ambassador entre otros, sí que podemos decir que estamos ante el Suunto 9 Baro que más podría encajar para el día a día fuera de la actividad deportiva. No obstante, lo que es indudable es que tan solo aquellos corredores o aventureros más intrépidos lograrán sacarle el mayor partido a este reloj.

¿Por qué nos ha gustado tanto el Suunto 9 Baro Titanium?

Hay características de este Suunto 9 Baro Titanium que lo hacen especial para cualquier deportista, y más si es un montañero nato como me gusta considerarme a mí, pero lo que en esta edición cabe destacar, son esos rasgos diferenciales que hacen de él un pulsómetro que va mucho más allá de lo que nos tenía acostumbrados.

Suunto 9 Baro Titanium: altitud

  • Bisel de titanio: La particularidad que le da apellido a este nuevo diseño de Suunto. Si bien a nivel visual no parece tener mucha diferencia con el resto, lo diferencial aquí está en el propio material. Como he dicho, se trata de un pulsómetro preparado para el outdoor, por lo que toda la dureza y resistencia que se le pueda añadir, para mí, siempre será una garantía. Se trata de un bisel minimalista, muy a juego con el pulsómetro en general y que es el complemento perfecto a ese cristal de zafiro de la lente. ¿Mi opinión? Durabilidad asegurada.
  • Reducción de peso: Como os comentaba anteriormente, este nuevo modelo de la firma finlandesa llega con un peso mucho más ligero que cualquiera de sus antecesores. En concreto estamos hablando de 67 gramos de peso total, algo que lo hace mucho más manejable y óptimo para el día a día. Además, se trata de una bajada de peso que seguro que a los más asfalteros también les gusta, ya que uno de los puntos más débiles en este sentido de modelos “no Titanium” era ese gramaje excesivo para el running más tradicional.

Suunto 9 Baro Titanium: bisel

  • Correa textil: Uno de los grandes puntos a favor para aquellos que buscan un reloj más polivalente. En mi opinión es un tipo de correa que, sin ser, como se diría, “santo de mi devoción”, permite utilizar el pulsómetro para tu día a día pudiéndolo combinar con cualquier look. Pero lo que de verdad me importa de ese cambio de estilo en la correa es su material, está fabricada con una membrana repelente al agua y además, viene en dos medidas, una normal, y otra extra larga para los deportes de invierno o expediciones más alpinas, donde suele ser habitual vestir el reloj por encima del plumífero. Para mí, todo un acierto.
  • Batería y recogida de datos: La durabilidad se mantiene impecable, hasta 170 horas de uso ininterrumpido con grabación GPS pero sobre todo, destacaría esa navegación giro a giro que le aporta la compatibilidad con Komoot. Estamos hablando de un reloj que dura en plena acción hasta una semana, una delicia para cualquier aventurero. Además, el margen de error es mínimo, tanto en distancias como en altitud (gracias al barómetro incorporado), por lo que pocos peros se le pueden poner a ese registro de información.

¿Con qué tipo de pulsómetros podemos comparar el Suunto 9 Baro Titanium?

Siendo totalmente sinceros, y sin ánimo de ser taxativo, ni mucho menos, creo que pocos o ningún pulsómetro de los que he tenido la suerte de probar se le parece. ¿Qué quiero decir con esto? Que no tiene fácil comparación. Estamos hablando de un reloj deportivo pensado y desarrollado para actividades outdoor de alta exigencia que además logra ser lo suficientemente versátil y polivalente como para no desentonar en tu día a día.

Suunto 9 Baro Titanium: running

Por ello, a mi humilde modo de pensar, el único pulsómetro que podría acercarse a su esencia sería el Garmin Fénix 6 Solar. Con esa personalidad outdoor, duradera y de gran resistencia. No obstante, le faltaría esa polivalencia que a mi parecer sí que goza el nuevo Suunto 9 Baro Titanium. Veremos si el futuro Garmin Fénix 7 logra combinar todo ello y seguir luchando con Suunto por esa primera línea de mercado.

Lo que menos nos ha gustado de este Suunto 9 Baro Titanium

Pues aquí he de dar una de cal y otra de arena. Y es que yo mismo realicé la review del Suunto 9 Baro y dos de los aspectos a mejorar que mencioné fueron los siguientes:

  • La precisión del sistema de pulso óptico.
  • El peso y tamaño del modelo.

Está claro que en lo segundo, el avance es palpable. Yo mismo explicaba que las dimensiones del reloj eran un poco excesivas para corredores de asfalto, por ejemplo, o para gente que quisiera el reloj para un modo más lifestyle o de gimnasio. Y he de decir que, sin ser este su objetivo principal, la reducción de peso que he comentado antes ayuda a sentir esa mejora y aumenta la ya mencionada polivalencia.

Suunto 9 Baro Titanium: descanso

Sin embargo, en lo que al pulso óptico se refiere, no encuentro demasiadas diferencias. Al final, sé que es complicado evolucionar un sistema como este para que te ofrezca la precisión de una banda torácica, pero creo que es una buena asignatura pendiente de este y el resto de modelos y marcas del mercado. Dicho esto, os dejo mi pequeño truco, vestir el pulsómetro con el sensor sobre la parte interna de la muñeca en vez de por arriba para tratar de ajustar al máximo ese pulso óptico y que la lectura sea lo más fiel posible a la realidad.

Conclusiones

Me reitero un poco en la idea que vengo trasladando en todas estas líneas. Con el Suunto 9 Baro Titanium estamos ante un pulsómetro nacido por y para la aventura. Por mucho que se le haya dado un aire renovado o que a nivel estético sea más adaptable y polivalente, no es ni un smartwatch ni un reloj deportivo para velocistas o, al menos, corredores de cortas o medias distancias. ¿Por qué? Porque para eso ya están modelos como el Suunto 7 o los Suunto 5 y Suunto 3 respectivamente.

Suunto 9 Baro Titanium: pulso

Si quieres hacerte con este Suunto 9 Baro Titanium, has de entender que tan solo vas a poder exprimir al máximo sus cualidades, que no son pocas, si te orientas a la montaña. Puedo parecer pesado pero creo que es importante recalcarlo; si tienes un perfil aventurero, orientado a la montaña, al excursionismo o incluso el trail running, esta es una gran baza para ti. Si no, quizá debas posicionarte por otro de los grandes modelos de Suunto.

Mikel Bejarano

Mikel Bejarano

Periodista y trail runner empedernido

Un Alexander Supertramp del 96. Con la misma pasión por las letras que por la naturaleza, mi alma aventurera busca fusionar lo más bonito del periodismo, con lo más adictivo del trail de montaña. Recorrer el mundo con mi cámara y mis zapatillas, todo un sueño. Disfrutar de cada minuto y exprimir mis dos grandes pasiones, todo un hecho. Sin la necesidad de lograr grandes gestas, pero con todo un futuro por delante para alcanzar mis cimas personales, me defino como un trabajador constante, feliz e insaciable con ganas de seguir acumulando kilómetros de viaje, montaña y vida, ahora de la mano de Runnea.