10-05-2022 Running news

Dolor en el dedo gordo del pie: qué significa y qué hacer

Dolor en el dedo gordo del pie: qué significa y qué hacer
RUNNEA
Por RUNNEA
Redacción RUNNEA Team

Siendo runner acostumbrado a los entrenamientos habituales y diarios, y también asiduo de carreras populares los fines de semana, las lesiones es uno de los principales obstáculos que te puedes encontrar por ese camino que te lleva a cumplir tus objetivos deportivos. ¡Atentos al dedo gordo del pie! Aunque parezca que no, tiene una misión vital a la hora de ejecutar la acción de salir a correr.

El dolor en el dedo gordo del pie es una de esas lesiones poco conocidas para corredores/as de todo tipo y condición. Sin embargo, en muchos casos, este problema resulta incapacitante, y por eso en RUNNEA ponemos el foco de atención en el denominado hallux.

La importancia del dedo gordo del pie en runners - foto 1

La importancia del dedo gordo del pie en runners

A nivel biomecánico, la alineación de ese hallux -que está paralelo al resto de los dedos del pie- es lo que nos diferencia del resto de los primates, y lo que también ha permitido que el ser humano evolucione hasta la bipedestación, siendo elemento clave del sistema de músculo-esquelético de la propia locomoción humana.

Hay que ir más allá de ese argumento de que, a pesar que contienen los huesos más pequeños del cuerpo humano, la zona del dedo gordo del pie es la que soporta la mayor parte del peso de nuestro organismo. Sin embargo, también hay que sumar otras dos funciones principales: proporcionar propulsión y estabilidad durante el ciclo de la pisada. De ahí que el esfuerzo de esta parte del pie sea mayúsculo.

Por eso la alineación del dedo gordo del pie ha servido para que correr se haya convertido en una acción natural y propia de la naturaleza humana, que nos distingue y diferencia del resto de los seres vivos. De ahí que el dedo gordo tenga la importancia, que es más de la que en un principio parece. 

Hay que tener en cuenta que la desviación del dedo gordo puede suponer un cambio sustancial en la biomecánica de la pisada, y por lo tanto estamos más expuestos a un mayor riesgo de lesión. Es más, dicha lesión puede convertirse en algo crónico que imposibilite al deportista salir a correr.

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes en el dedo gordo del pie? - foto 2

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes en el dedo gordo del pie?

Por poner en contexto que sepas que los pies presentan una división en tres partes muy bien definidas: retropié (talón y tobillo), mediopié (arco plantar y empeine) y antepié (metatarsos y dedos)

Con esta división lo que se quiere dejar claro es que el dolor en el dedo gordo del pie puede venir derivado también por diversas patologías causadas en las diferentes zonas como el retropié o mediopié, como es el caso de la fascitis plantar; y no sólo por los metatarsos y los dedos.

Dicho lo cual, las lesiones frecuentes asociadas al dedo gordo del pies pueden ser:

Juanete del dedo gordo

Técnicamente conocido como Hallux valgus, y la patología refleja una desviación del dedo gordo hacia el exterior. Sus causas pueden ser genéticas y traumatismos, pero también el ajuste excesivamente ceñido de las zapatillas para correr que puedas calzarte, y mantener una posición indeseada, favoreciendo esa deformación.

Sus síntomas más evidentes es que se nota cierta deformidad, o más ensanchamiento, pero también se suele apreciar irritación y enrojecimiento. Por supuesto, dolor punzante cada vez que el pie impacta sobre el suelo.

Sesamoiditis

La sesamoiditis consiste en una inflamación de los llamados huesos sesamoideos. Esos dos pequeños huesos que están localizados justo debajo de la cabeza del primer metatarsiano. Es un tipo de lesión muy vinculada a deportes de alto impacto. Por supuesto, el running está en ese listado. Sus causas vienen derivadas de pequeños traumatismos, o también por el apoyo inadecuado del primer metatarsiano. Esto se traduce una inflamación del tejido que recubre el hueso, o porque se produce una fractura del sesamoideo.

Respecto al tratamiento de este tipo de lesión, las acciones deben ir encaminadas a reducir la inflamación de la zona, pero también a rebajar la presión de los huesos sesamoideos en el momento de impactar contra el suelo, y así evitar males mayores. El reposo relativo y el cese de la actividad física es la primera medida a poner en práctica para recuperarse de esta lesión. La aplicación de frío debajo del primer dedo funciona como medida antiinflamatoria. Mientras que a nivel de prevención, el uso de plantillas está recomendado para combatir la sesamoiditis, aunque también se pueden recurrir a las infiltraciones locales, e incluso a la cirugía como último recurso.

 lesiones más frecuentes en el dedo gordo del pie: Fractura de estrés metatarsiana - foto 3

Osteoartritis

Es una patología que suele estar más asociada a las manos, las caderas y las rodillas, entre otras partes del cuerpo. Pero esta degradación y rotura del tejido cartilaginoso de los huesos también puede darse en la propia articulación del dedo gordo del pie por desgaste. Su consecuencia más directa es dolor intenso en la articulación metatarsofalángica, también llega a producir inflamación, y puede incluso derivar en un problema mayor como la aparición del espolón óseo.

Fractura de estrés metatarsiana 

La fractura de estrés de un metatarso viene causada por una sobrecarga en el pie. Más concretamente en la zona anterior del mismo. A menudo, el dolor se localiza en la zona del empeine, pero que se mantiene en línea con el tercer o cuarto dedo del pie. Como ves no está directamente relacionado con el dedo gordo del pie, y lo peor de todo es que se trata de una patología que incapacita de forma total.

Tratamientos y prevención del dolor en el dedo gordo del pie - foto 4

Tratamientos y prevención del dolor en el dedo gordo del pie

Evidentemente no se puede decir otra cosa que los posibles tratamientos para evitar el dolor en el dedo gordo del pie están en consonancia con la patología que se tenga y su causa, así como la intensidad del dolor que se tenga. Aún así, las terapias curativas más frecuentes y generales a las que se puede recurrir son las siguientes:

  • Aplicar frío con hielo de forma local.
  • Inmovilizar el dedo gordo, manteniendo el dedo en posición elevada.
  • Emplear férulas, plantillas o incluso calzado ortopédico.
  • Recurrir a los analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno o voltaren, entre otros).
  • Reposo absoluto.
  • Cirugía. Únicamente en casos muy concretos, derivados de problemas como el espolón óseo, por ejemplo.

Respecto al apartado de la prevención para evitar el dolor en el dedo gordo del pie son muchos los factores y las variables que influyen desde las propias características del corredor/a (peso, e incluso la propia alimentación), pero, sin entrar en "terreno excesivamente pantanoso", lo ideal siempre es recurrir a la experiencia de un profesional como un fisioterapéuta y/o podólogo deportivo, bien es cierto que lo que más alcance de nuestras manos está es optar por la compra de zapatillas de running que aportan un óptimo grado de flexibilidad, incluso apostar por el uso de las plantillas.

RUNNEA

RUNNEA

Redacción RUNNEA Team

Runnea (www.runnea.com) es la startup líder en España en el segmento running y outdoor. Nos visitan 800.000 usuarios cada mes en busca de entrenamientos personalizados y ayuda en la búsqueda de material y servicios para cumplir sus objetivos.

Ha escrito: