Zapatillas con placa de carbono para trail running, ¿a favor o en contra?

Trail news
Zapatillas con placa de carbono para trail running, ¿a favor o en contra?
Mikel Bejarano
Por Mikel Bejarano
Periodista y fotógrafo trail runner
Publicado el 22-12-2023

Con la temporada de trail running en el horizonte, en RUNNEA queremos reabrir un debate que cada cierto tiempo vuelve a la palestra, las placas de carbono. Claro está que en la esfera del running de asfalto la utilización de esta tecnología es ya el pan de cada día, y que a día de hoy sería inimaginable concebir a ningún corredor de élite que no la utilice, pero, ¿y en el trail running? ¿Es realmente necesaria? ¿Es correcta su implementación? ¿Tiene mayor recorrido que el actual?

Para responder a todas estas preguntas, lo primero que debemos hacer es comprender la mecánica de la propia tecnología y sus orígenes, para después valorar su trasvase y aplicación al mundo de la montaña. Y es que hay que retrotraerse hasta 2017 para escuchar hablar de los primeros prototipos de zapatillas running con placa de carbono incluída. Nike, por aquel entonces, apostó conjuntamente con Kipchoge, el para muchos mejor maratoniano de la historia, por crear los primeros modelos de esta innovadora tecnología.

Top ventas zapatillas para correr con placa de carbono

Zapatillas running más vendidas del mes

Algo que se tradujo, de manera progresiva, en una acumulación de mejores marcas mundiales, algunas homologadas, como el récord establecido en su momento por el keniano en Berlín 2018, y otras no, como las de los eventos Breaking 2 del 2017 y 2019. Tras esto, el mercado quedó revolucionado, y comenzó, nunca mejor dicho, la carrera por el desarrollo entre diferentes marcas, todas ellas bajo la atenta mirada de la World Athletics, organismo referente internacional, que rápidamente estipuló varias normas a este respecto, como la imposibilidad de utilización de más de una placa en una zapatilla o la altura máxima de 40 milímetros.

Zapatillas con placa de carbono para trail running: Kipchoge

Por su parte, la mecánica de la tecnología era bastante sencilla, que no simple. El objetivo al incorporar una placa de carbono en la mediasuela era el de ofrecer a la pisada del corredor un punto de apoyo reactivo con la flexibilidad suficiente para no dañar en exceso la musculatura (ni, en consecuencia, las articulaciones) y mantener la dureza suficiente como para propulsar al corredor aprovechando la inercia de la carrera.

En líneas generales, lo que se buscaba era ofrecer una transición de energía eficiente que ayudara a optimizar la técnica de carrera de cada corredor. Eso sí, a ritmos normalmente elevados, propios de atletas de élite. Y vaya si se consiguió. Tras varios años de mejora y desarrollo, a día de hoy, se considera que la placa aumenta en hasta un 5% el retorno de energía de la zapatilla, favoreciendo ritmos más rápidos y disminuyendo el desgaste provocado por la tensión muscular. Tanto es así que no se contempla una línea de salida de ninguna maratón que se precie sin la presencia de zapatillas de running con placa de carbono.

Zapatillas con placa de carbono para trail running: Tecnología

Las zapatillas de placa de carbono en el trail running

Todo ello nos lleva a 2021, año en el que, con la tecnología ya instaurada por completo en el mercado del asfalto, surge el primer modelo de placa de carbono para correr por montaña, las The North Face Flight Vectiv. Un modelo que sería el pionero en el salto de la tecnología a la montaña, abriendo un nuevo debate sobre ella, esta vez, entre los amantes de la naturaleza.

Zapatillas trail running más vendidas con placa de carbono

Top ventas

Ventajas de las zapatillas con placa de carbono para el trail running

Con una nueva realidad por explorar y desarrollar, desde 2021 se han venido dando argumentos a favor de la incorporación de la tecnología al ámbito de la montaña. Entre sus adeptos encontramos no solo a marcas y fabricantes, si no también a corredores, que, como Pau Capell con The North Face o Jim Walmsley con HOKA, entre otros muchos, se pusieron manos a la obra a estudiar, testar y mejorar prototipos que han acabado por romper el equilibrio del mercado. Un claro ejemplo de ello son las HOKA Tecton X 2 que convirtieron al estadounidense en ganador del UTMB 2023.

Como decíamos, algunos de sus defensores enaltecen las cualidades de esta incorporación, todavía por pulir, por supuesto, debido a que favorece la protección muscular en carrera ofreciendo una mejora de rendimiento en determinados momentos y/o tipos de terreno. Claro está que, a diferencia del asfalto, las irregularidades y las variaciones propias del terreno montañoso hacen que la tecnología necesite una aplicación algo diferenciada de los modelos de asfalto.

Zapatillas con placa de carbono para trail running: The North Face

Esto, en líneas generales, se traduce en una menor capacidad de retorno de energía específico, o al menos no al nivel del asfalto. No obstante, favorece la seguridad en carrera, aportando una mayor estabilidad a un conjunto que, por norma habitual, mantienen perfiles más altos con el fin de minimizar el daño plantar producido por la escarpadas y duras superficies.

Cabe destacar que la heterogeneidad de terrenos y estado de los mismos (lluvia, barro, nieve…) dificultan una aplicación 100% centrada en la reactividad, puesto que, como es lógico, un corredor no podrá mantener la misma cadencia ni tipo de pisada en un Kilómetro Vertical que en una Ultra. Así mismo, dentro de las longitudes grandes de carrera, no será lo mismo enfrentarte con unas zapatillas de trail running con placa de carbono a una HardRock 100 o una Western States que a una UTMB o una Travesera de Picos, por ejemplo. Dicho esto, lo que sí está ampliamente demostrado es el factor diferencial que supone ese extra de estabilidad, protección y ligera reactividad o retorno de energía ofrecido en determinados momentos.

Zapatillas con placa de carbono para trail running: Hoka

Desventajas o inconvenientes de las zapatillas con placa de carbono para el trail running

En el otro lado de la balanza debemos situar algunos de los argumentos en contra de esta novedosa aplicación al material de montaña, en especial a las zapatillas de trail running. Y es que, al contrario de lo que ocurre en las maratones de asfalto más famosas del mundo, donde es ya casi imposible ver a corredores de élite calzar modelos sin placa, en el trail running es más habitual que runners de primera línea no las utilicen.

Sin ir más lejos, y equiparándolo al ganador masculino de la pasada edición del UTMB 2023, la vencedora en categoría femenina fue Courtney Dauwalter (la considerada mejor corredora de trail de la historia) con las Salomon S/Lab Genesis. Si bien se trata de un modelo que incorpora algún rocker que ofrece mayor estabilidad y protección, no está fabricada con ninguna placa de carbono, lo que nos hace pensar en la efectividad de la tecnología en el sector de montaña.

Zapatillas con placa de carbono para trail running: Corredora

Por un lado, porque ante terrenos irregulares como lo son los del trail, la falta de flexibilidad y adaptación al terreno, ya no longitudinalmente, sino transversalmente, es un factor de desestabilización que puede acarrear sobrecargas a largo plazo (hablamos de carreras de mucho más de 42 kilómetros). Además, la adaptación a la dureza de las zapatillas, si no es progresiva y meticulosamente cuidada, puede acabar provocando lesiones, como las fracturas por estrés, debido a que las articulaciones en terreno de montaña y, sobre todo, en distancias largas, acaban sufriendo más.

¿No tienes claro qué zapatilla elegir?

En unos sencillos pasos te ayudamos a escoger la zapatilla de running o trail ideal para ti

Ir al recomendador

Por otro lado, entraría el factor ético de considerar dicha aplicación como dopaje tecnológico. Esto es, que las zapatillas con placa de carbono pudieran estar al nivel del dopaje biológico. Sin un horizonte claro en el que esto pueda considerarse así, y más con los precedentes de sector del asfalto donde es ya una realidad instaurada, cuesta pensar que lleguemos a una prohibición de las mismas. Ya que, a día de hoy, falta un órgano rector que regule este tipo de cuestiones, puesto que la World Athletics apenas tiene instaurado un reglamento específico en el ámbito de la montaña al que poder atenerse.

Por tanto, sin este “marco legal” podríamos llegar a ver auténticas locuras que no harían más que favorecer a la élite, dejando desamparado al grueso de corredores populares. Impidiendo que, tal y como se sitúan ya los precios de mercado, opten a material deportivo de mucha menor calidad y partan, de inicio, desde una suerte de injusticia clasista en la que el factor económico sería diferencial. Algo que, a todas luces, atenta, de cierta forma, con el espíritu del deporte, que es de los pocos en los que puedes compartir “escenario” con los mejores atletas del mundo.

Zapatillas con placa de carbono para trail running: Populares

Conclusiones

Tras esta extensa pero interesante reflexión acerca de las placas de carbono, su historia y su aplicación tanto en el mercado del running de asfalto como el de montaña, desde RUNNEA, podemos asegurar que nuestra balanza se inclina a favor de la ética deportiva. Desde luego estamos del lado del avance y el desarrollo tecnológico del material en una disciplina que cada día aumenta en importancia e interés, pero intentando preservar la esencia de lo que a día de hoy hace diferente este deporte.

Zapatillas con placa de carbono para trail running: Maratón

Creemos (de hecho, sabemos de primera mano) que las marcas y fabricantes tiene la capacidad de hacer avanzar el sistema hacia una aplicación específica en la que dicha tecnología solvente los inconvenientes puramente “mecánicos” o relacionados con la pisada, la protección, la estabilidad y la reactividad. Pero abogamos por un desarrollo que, además de ser sostenible y genere un impacto positivo para el medio, cuide sus normas morales para ofrecer la posibilidad de seguir manteniendo un deporte justo y ecuánime a todos los niveles.

Y tú, ¿Qué opinas de todo este proceso? ¡Te leemos!


Tal vez te interese:

CADA SEMANA SORTEAMOS DORSALES Y ZAPATILLAS DE RUNNING
Mikel Bejarano

Mikel Bejarano

Periodista y fotógrafo trail runner

Licenciado en periodismo para la Universidad del País Vasco. Fotógrafo deportivo. Un Alexander Supertramp del 96. Con la misma pasión por las letras que por la naturaleza, mi alma aventurera busca fusionar lo más bonito del periodismo, con lo más adictivo del trail de montaña. Recorrer el mundo con mi cámara y mis zapatillas, todo un sueño. Disfrutar de cada minuto y exprimir mis dos grandes pasiones, todo un hecho. Sin la necesidad de lograr grandes gestas, pero con todo un futuro por delante para alcanzar mis cimas personales, me defino como un trabajador constante, feliz e insaciable con ganas de seguir acumulando kilómetros de viaje, montaña y vida, ahora de la mano de Runnea.