Adidas Ultra Boost : Review

Estás viendo
Adidas Ultra Boost
Comparar
Adidas Ultra Boost PVPR Adidas:180 €

Opinión del especialista 9/10

Opiniones de los usuarios 8.0/10

¿Tienes dudas? Consulta al experto

Valorar Adidas Ultra Boost

¿Quieres estas zapatillas más baratas?

Te avisamos cuando estén disponibles

Los mejores precios del mercado:

Adidas Ultraboost
Amazon
Genero:
Color:
Talla:40.541.543.54445.547.5
ULTRABOOST
Tienda Running
Genero:
Talla:42
adidas Ultraboost
Amazon Prime
Genero:
Color:
Talla:44.5
Siguenos en

Adidas UltraBoost 2018, la joya de la corona de la marca alemana que sigue evolucionando

Vaya joya que hemos tenido el privilegio de testar en Runnea durante las últimas semanas. Nada más y nada menos que la cuarta versión de la Ultraboost de Adidas.

Esta Ultraboost de 2018 viene avalada por las grandes prestaciones en cuanto a amortiguación, ajuste y comodidad de sus predecesoras, con el aliciente de un remodelado upper que mantiene su imagen distintivita y un diseño rompedor y atractivo que da continuidad a la más reciente tendencia que hace que la frontera entre las clásicas zapatillas de running y las modernas sneakers sea tan difusa, que hace que puedas usarlas tanto para correr un maratón como para zapatilla de calle dentro de un estilo deportivo, especialmente en la versión granate que hemos probado.

Prestaciones destacadas de las adidas Ultraboost 2018

En esta Ultraboost 4.0, las principales especificaciones técnicas se mantienen respecto a la versión 3.0. En sus 310 gramos seguirás encontrando la máxima amortiguación de la casa alemana gracias a sus 10 mm. de drop y sus 29 mm de altura de entresuela en el talón del compuesto estrella de Adidas, que desde que apareciera hace 5 años, ha revolucionado los modelos amortiguados de la marca, el archireconocido Boost. Absorción y reversión de energía asegurada. Continental sigue calzando con su goma a las Ultraboost en una suela de gran tracción, solvencia y duradera a pesar de su gran flexibilidad y adaptabilidad natural a los diferentes apoyos del pie gracias a su diseño Stretchweb. La gran novedad se presenta en su corte superior, rediseñado por completo, con la base del nuevo tejido PrimeKnit, que se ajusta de forma precisa pero más natural y holgada, adaptándose a cada fisionomía de pie. Este PrimeKnit es el responsable de la ligereza, confort y mayor transpirabilidad de esta versión. Además representa la seña de identidad del modelo (junto a su entresuela de Boost), un upper de una sola pieza, sin lengüeta, al que únicamente se le añaden de forma externa la sujeción lateral que aprovecha Adidas para incorporar las clásicas bandas de la marca y su distintivo y peculiar talón bajo el sistema FitCounter.

"Zapatilla de máxima amortiguación para corredores de pisada neutra y peso medio-alto que buscan correr tranquilos en rodajes y carreras de media y larga distancia"

Todo configurado para hacer de la Ultraboost 2018 un superventas de Adidas, un tope de gama con una orientación muy clara: zapatilla de máxima amortiguación para corredores de pisada neutra de peso medio-alto para correr tranquilos en rodajes y carreras de media y larga distancia.

De hecho, en mi opinión, creó que entrarán en competición directa con otras alternativas de mercado, topes de gama de la competencia, que cubren la misma filosofía como pueden ser las Asics Gel-Nimbus 20, las NB Fresh Foam 1080, las Nike Vomero 13 o las Saucony Triumph ISO 4.

Si después de leer la review crees que se adaptan a tus necesidades, puedes elegir entre 8 diseños para ellos y 3 para ellas a un precio oficial, que refleja su estatus en la marca, de 180 €. Además de este modelo base, puedes encontrar las Adidas Ultraboost LTD. Una edición limitada que forma parte del anniversary pack, con el que los alemanes quieren celebrar el quinto aniversario de la revolucionaria tecnología Boost, destacando las siluetas más emblemáticas y populares de Adidas. Eso sí, por 20€ más. Pero aquí no acaba la diferenciación que Adidas persigue para la Ultraboost, y te ofrece también las Ultraboost Clima. La tecnología Clima añadida al corte superior de tejido Primeknit, hace que el upper todavía sea más transpirable, alejando la humedad del sudor de la piel y potenciando la ventilación a través de los puntos perforados para que el calor no te pare. En esta versión, el precio vuelve a dispararse hasta los 220€, algo que la hace una versión exclusiva y elitista dentro de la familia Ultraboost. Como valor añadido, permite la personalización en su diseño, dejando margen al usuario para poder añadir algún nombre, número o detalle a la zapatilla. Personalización exclusiva, que hay que pagar, claro.

Así era la versión original de las adidas Ultraboost, la revolución del running

Adidas Ultraboost 2018, la clave del éxito de su sistema de amortiguación

Mediasuela y amortiguación

Hasta ahora había testado algún modelo de trail de Adidas con inserciones de Boost en su mediasuela, pero nunca había tenido el lujo de correr con una entresuela 100 % construida con Boost, sin ninguna otra inserción ni refuerzo de EVA o cualquier otra espuma o compuesto. El resultado se plasma en las prestaciones y sensaciones en carrera. Una auténtica maravilla. Con un drop cásico de 10 mm., que protege el aterrizaje de talón y una altura de mediasuela que alberga tanta densidad del compuesto estrella de Adidas, hace de las Ultraboost una zapatilla de máxima amortiguación y absorción de impactos a lo largo de todas las zonas de contacto del pie con el terreno, sin necesidad de tener una técnica de carrera exquisita. Si a eso le sumas una transición de la pisada muy conseguida y lo rematas con un retorno de energía más que palpable, de hecho la marca publicita al Boost como el sistema de amortiguación con el que cuanta más energía inviertes, más energía obtienes, te das cuenta que estas corriendo con el tope de gama en cuanto a amortiguación de una marca tan reconocida como Adidas.

Con este colchón bajo los pies he disfrutado de los rodajes suaves y tranquilos, cuantos más largos mejor, aunque también se han movido bien en entrenos más cortos y vivos y en series a ritmos más altos gracias a su buen ajuste y ligereza. Para gustos, los colores, pero no tengo ninguna duda de que mi pódium de compuestos y tecnologías de amortiguación lo copan este Boost de Adidas, el Flyte Foam de Asics y el Fresh Foam de New Balance. El orden en el que los pongas dependerá de tus características y necesidades como corredor y por qué no, de tu afinidad y experiencia personal hacia una marca u otra.

Adidas Ultraboost 2018, zapatilla de running para corredores neutros

En principio la Ultraboost es un modelo neutro, pero si te fijas bien en las fotos, su mayor densidad y altura de Boost en el lado interno de la zapatilla y una pequeña pieza plástica más resistente, que casi pasa desapercibida en el lado interno del talón, hace que contenga pisadas levemente pronadoras sin necesidad de contar con ningún dispositivo ni tecnología específica para ello.

Otro punto a destacar en este aspecto es la estabilidad que, como en el resto de modelos de gama media y alta de Adidas, proporciona la tecnología Torsion System. Refuerzo que en el mediopie da estabilización y sujeción a la pisada, dando congruencia al apoyo del talón y el despegue del antepie.

Concluyendo, una carrera estable, segura y superamortiguada que hace que la Ultraboost sea apta para corredores más pesados y corpulentos, sin necesidad de contar con una depurada técnica de carrera.

Características de la suela de las Adidas Ultraboost 2018

Suela

En la suela tampoco encontramos novedades respecto a la versión anterior. Pero es que tampoco las necesitaba. ¿Para que cambiar cosas que funcionan a la perfección? Al igual que Mizuno con Michelín, Adidas sigue apostando por la alianza alemana con Continental, para seguir montando las gomas de sus suelas de gama media-alta, confiando en la experiencia y desarrollo de compuestos de máxima adherencia, agarre, tracción, seguridad y durabilidad.

Con estas prestaciones podríamos pensar en una suela rígida y tosca, pero nada más lejos de la realidad. Los tacos circulares afloran en las intersecciones de las bandas de goma transversales y longitudinales de su configuración reticular, que deja a la vista el Boost de la mediasuela y el Torsion System del arco plantar, libres de goma de suela. Este diseño Stretchweb logra reducir el peso general del modelo y hace que la suela sea sumamente flexible. Adapta y moldea su forma en función de las necesidades de cada apoyo y ayuda al pie a adoptar una posición más adecuada y natural en cada pisada, pero sin deformarse tanto como para que las fuerzas de impulso se disipen en exceso. Junto al Boost de la mediasuela consiguen una pisada suave, natural, guiada y flexible.

La adherencia en mojado ha resultado óptima, incluso en zonas urbanas de pavimentos más lisos y pulidos. Sin embargo, aunque soportan tramos de carrera off road, su flexibilidad y esas retículas sin goma de suela no dan tanta seguridad en pistas y sendas de terreno más natural. En mi opinión es una suela más puramente asfaltera que una suela versátil y polivalente con la que poder combinar terreno urbano y natural.

Adidas Ultraboost 2018, detalles concretos del talón

Talón

Aquí tampoco hemos encontrado novedades respecto a su predecesora. Es una talonera muy peculiar y muy reconocible y distintiva en las Ultraboost. Bajo el diseño moldeado del FitCounter, Adidas trata de dar más libertad de movimiento a la zona central del talón, a la inserción del Aquiles en el calcáneo, dando más protagonismo a la contención y estabilización lateral con dos contundentes piezas plásticas que arropan todo el talón en ambos laterales hasta el mediopie. Y es que la zona central deja a la vista el mesh del upper sin ningún tipo de refuerzo ni contrafuerte. La talonera acaba en un pronunciado cierre sobre el tendón de Aquiles, de elevado perfil, que junto la altura del mesh en la zona delantera de lo que sería la lengüeta dan esta forma tan característica al perfil de la zapatilla. El collarín del tobillo presenta un cómodo y mullido acolchado y el forro interior de todo el talón ofrece un ajuste confortable.

La idea no es mala; libertad de movimientos sin compresiones para el tendón e inserción del Aquiles pero con una fuerte estabilidad y contención de movimientos laterales incontrolados. En carrera este diseño se traduce en una pisada estable y contenida en el aterrizaje de talón. Aun así, puede ser que corredores más pesados, levemente pronadores, en pendientes descendentes pronunciadas o en trotes a ritmos más altos, necesiten la sujeción más firme que da un talón con contención en todo su perímetro.

Personalmente, operado para liberar la inserción del Aquiles en ambos calcáneos por calcificaciones, he agradecido esa sensación de libertad y un ajuste más suave y menos restrictivo del talón en su parte central. A valorar también por corredores con tendinitis del Aquiles.

La estabilidad del talón está a la altura de su amortiguación, especialmente para los ritmos trotones para los que está diseñada, lo que la hacen apta para entrenos y carreras largas, en las que la fatiga hace menoscabo en la propiocepción y la coordinación neuromuscular de las miles de zancadas que realizamos.

Otro punto a su favor es la comodidad de un revestimiento interior de espuma confortable y un collarín del tobillo con dos bandas acolchadas justo en la zona de contacto con ambos maléolos. El llamativo cierre final del talón, ayuda a calzarse la zapatilla tirando de él, gracias a la elasticidad de su mesh, de una forma rápida y comodísima.

Adidas Ultraboost 2018, detalles de la horma

Plantilla y horma

La horma de las Ultraboost no es la típica horma anchota de otros modelos de su misma orientación, zapatillas de máxima amortiguación y comodidad para cubrir un sinfín de kilómetros a ritmos tranquilos. Su horma es más bien estrecha en números, aunque gracias a la elasticidad de su mesh se ajusta y alberga perfectamente a hormas normales. Pero creo que es algo que debes tener en cuenta. Si te gustan las tiradas largas amortiguadas y estables pero prefieres un ajuste más preciso a las típicas hormas de las zapas percheronas, y si además quieres también hacer entrenos de calidad a ritmos más ágiles, la Ultraboost puede ser tu modelo. Sin embargo, si tienes una horma de pie ancha y prefieres ese espacio extra que te da libertad de movimientos del pie en el interior de la zapatilla, tendrás que valorar si el ajuste de las Adidas Ultraboost es excesivo para una zapatilla destinada a calzarla durante horas.

A tener en cuenta por corredores con pulgares potentes es la afilada forma de la puntera de la zapatilla. En el antepie es donde más se nota la forma estrecha de su horma. Y es que en carreras cuesta abajo puede llegar a molestar el contacto del pulgar con la puntera, ya que la caja de dedos, sin ser la de un modelo volador y técnico, es bastante estrecha y afilada.

La Ultraboost trae una plantilla sencilla, de la propia casa, de apenas 1-2 mm de espesor, sin apenas preformado, pero con el punto a favor de contar con unos tacos que acaban en una pequeña prominencia que facilita que la plantilla no se deslice lo más mínimo en el interior.

Es curioso el fondo de la zapa. Con un diseño reticulado, similar al diseño Stretchweb de la suela, que deja ver el Boost de la mediasuela.

Adidas Ultraboost 2018 con upper confeccionado con tejido PrimeKnit

Upper

El corte superior de las Ultraboost 4.0 representa la verdadera revolución de esta versión del 2018. Es su gran novedad, un upper remodelado y confeccionado con el nuevo tejido PrimeKnit. De una sola pieza, no tiene lengüeta, sino que su capacidad elástica, flexible y ligera, hace que se ajuste de forma natural y precisa a cada pie como si de una doble piel se tratara. Envuelve al pie, adaptándose a su contorno de una forma precisa pero confortable, conjugando ajuste y sujeción con libertad de movimientos.

El Primeknit modifica el entramado de sus hilos para conferir más sujeción en aquellas partes de la zapatilla que lo requieren y dejar libertad y más flexibilidad en las partes más móviles.

El refuerzo de la puntera viene termosellado en el interior del mesh y no externamente como normalmente estamos acostumbrados. Lo que más dudas me suscitaba al principio, fue la resistencia del tejido, ya que se presenta unido directamente a la mediasuela en todo el antepie, incluida la zona de flexión de los metas. Pues bien, de momento está aguantando bien al desgarro y si las usas para lo que están diseñadas, para correr por asfalto, no tendrás problemas en cuanto a su durabilidad.

Adidas Ultraboost 2018, características del upper

La segunda duda que he despejado con los kilómetros ha sido la de la sujeción lateral. Y es que de las tres bandas plásticas que aprovecha Adidas para visualizar su reconocible imagen de marca, y que hacen de cierre del sistema de cordonaje, la única que viene cosida en parte al upper es la delantera. Las otras dos están "en suspensión", aunque cuando se ajustan los cordones (estrechos y sin elasticidad) hacen su función sin ningún problema, compensando así los movimientos laterales del pie.

Y la última interrogante en despajar, el ajuste de un collarín del tobillo cerrado, ha sido en realidad la más fácil de despejar, ya que desde el momento en el que te las calzas sientes un ajuste muy confortable, elástico y que se comporta como un auténtico calcetín que se acopla a cada perímetro de tobillo. La zona delantera de lo que sería la lengüeta, presenta un refuerzo de acolchada espuma en su interior que permite distribuir la presión de los cordones y contribuye a aumentar la sensación de comodidad en la zona del empeine más cercana al tobillo.

En carrera, el pie se encuentra sujeto pero libre, ni una rozadura, ni un punto de presión,..., elasticidad, ligereza, transpirabilidad, seguridad, ah, y bonitas,... ¿alguien da más?

Adidas Ultraboost 2018, perfil del corredor

¿A quién y para qué recomendaría las Adidas Ultraboost 2018?

Valoración general

Superventas de Adidas como zapatilla de máxima amortiguación, estable, con suela Continental de adherencia y agarre contrastados y un upper renovado de una sola pieza, sin lengüeta, elástico y de inmejorable ajuste, con un atractivo diseño y acabados tope de gama Lo mejor: absorción y reactividad de su mediasuela 100 % Boost Lo peor: una horma estrecha de antepie, por decir algo.

Terreno

Asfalto y terrenos urbanos duros. La flexibilidad de la suela y su diseño Stretchweb que deja entrever el Boost de la mediasuela, le restan polivalencia para terrenos más naturales.

Corredor

Popular exigente, de pisada neutra, aunque puede contener pisadas levemente pronadoras, de peso medio-alto y sin necesidad de una técnica de carrera exquisita, con horma de pie normal. A valorar la talla para las hormas anchas debido a su puntera estrecha y afilada.

Distancia

Para entrenos y carreras de media y larga distancia (aunque se defiende en entrenos más cortos y vivos y en serias más rápidas) a ritmos suaves y tranquilos.

Adidas Ultraboost 2018, puntos fuertes y de mejora

Puntos fuertes

  • Amortiguación.
  • Estabilidad.
  • Ajuste.
  • Flexibilidad y ligereza.

Puntos de mejora

  • Caja de dedos algo más holgada.

Adidas Ultraboost 2018, valoración y opiniones

Valoración del pobrador de Runnea

  • Ligereza: 8.
  • Flexibilidad: 9.
  • Estabilidad: 8.
  • Amortiguación: 10.
  • Respuesta: 9.
  • Agarre: 10.

Adidas Ultraboost 2018, principales características

Características de la adidas Ultraboost 2018

  • Género: hombre y mujer. 
  • Amortiguación: tope de gama.
  • Superficie: asfalto.
  • Estado del pie: normal
  • Peso: 310 gramos (en modelo hombre y talla 42 2/3).
  • Constitución: media-fuerte, desde 70 a 85 kilos.
  • Uso: entrenamiento media y larga distancia.
  • Apoyo del pie: talón.
  • Drop: 10 mm. (29 mm.-19 mm.).
  • Pisada: neutra.
  • Ritmo medio: 4'30 - 5'30 min/km.

26 usuarios han consultado sobre esta zapatilla de running

2 usuarios han opinado sobre esta zapatilla de running

© RUNNEA Copyright 2019.