Mizuno Wave Rider 17: Review

Estás viendo
Mizuno Wave Rider 17
Comparar
Mizuno Wave Rider 17
Todavía no tenemos precios de Mizuno Wave Rider 17, pero los tendremos en breve

¿Quieres estas zapatillas más baratas?

Te avisamos cuando estén disponibles

Las Mizuno Rider 17 han conseguido lo que pocas, aunar una zapatilla muy ligera pero con gran amortiguación


Está claro que no existe la zapatilla perfecta. Al final si lo pensamos un poco es como conseguir encontrar la alineación perfecta de la selección de fútbol de un país. Cada uno tiene sus propias preferencias. Con las zapatillas sucede lo mismo la perfección va unida al gusto, características y sensaciones de cada corredor. 

Esta introducción viene al hilo de la zapatillas que analizamos hoy. La Mizuno Wave Rider 17 se presenta como una zapatilla que promete ligereza, comodidad, amortiguación y reactividad. Estas características se acercan a los gustos de miles de consumidores en un sector en el que prometer ligereza y amortiguación es todo un reto ¿Cumplirán con lo que prometen?

¿Para que tipo de runners son estas Mizuno Wave Rider 17?

Me gusta empezar así porque si no es el perfil que se ajusta a tus características no perderás el tiempo leyendo este análisis e irás en busca de otro modelo más coherente con tus pies. 

Las Rider 17 estás dirigidas a corredores de hasta 80 kg que se muevan en una horquilla de ritmos bastante amplia. Desde ritmos rápidos por debajo de 4 m/km hasta velocidades de crucero por encima de 5:30 m/km. ¿Y esto por qué?, os preguntaréis Pues por la excelente amortiguación combinada con su extremada ligereza. Y esa es sin duda la principal cualidad de esta zapatilla.

Además las podrás utilizar para todo tipo de distancias aunque para las más largas (a partir de 21 km por ejemplo ) mejor si tu peso es inferior a los 75 kg ya que si tiendes a pronar con el paso de los km necesitarán un poco más de sujeción.

Con estas características ya veis que Mizuno abarca un segmento muy amplio de runners y la convierten en un modelo a tener siempre en cuenta si no entran en conflicto con factores como el precio o el diseño que ya es cosa de cada uno, de su gusto y de su bolsillo.

¿Cómo se comporta en carrera?

Hay 2 sensaciones que uno tiene al calzarse esta zapatilla y empezar a correr:

Por un lado la ligereza. Sientes que estás llevando una voladora. Sobre todo lo notaréis aquellos runners que buscáis máxima amortiguación y venís de modelos "clásicos" en su sector como Vomero, Nimbus, Adistar, Glycerin...

La segunda es que da la sensación de que vas muy cerca del suelo, que su drop no es el que verdaderamente tiene. A eso contribuye la combinación del nuevo material amortiguador U4ic que es capaz de abosorver el impacto de manera más blanda, pero que se encuentra con el sistema wave y hace que dé la sensación de haber llegado a sentir el asfalto.  

Vamos a comparar las Mizuno Wave Rider 17 con un colchón...

Para que lo entendáis mejor. Vamos a comparar las zapatillas con una cama. La gran mayoría de las media-suela de los modelos de zapatillas serían  como colocar conchones en el suelo. En función del tipo de colchón éste será más o menos blando, más sensación de rebote, si es más grueso será más amortiguado. Si damos un salto encima de ese colchón el tacto final es el del suelo. Hay una amortiguación inicial del impacto y un final que es el final de la absorción del impacto al sentir el asfalto.

Ahora pensemos en el sistema Wave y U4ic. Es como si tuviéramos un colchón relativamente blandito al que le damos un corte transversal y en medio le metemos un somier de láminas. Si damos saltos sobre ese colchón nos encontraremos con la primera sensación blandita, amortiguada. De repente llegaremos al somier que frena esa sensación pero no la detiene en seco y seguimos con un reparto de la fuerza sobre el otro colchón que hace que el impacto final sea más amortiguado y con mayor recorrido que en un colchón convencional.

Pues exactamente esto es la combinación de las tecnologías de Mizuno en esta Wave Rider 17.

Si lo combinamos con una zapatilla flexible pero reactiva a la vez  y un peso de 250 gramos nos encontramos ante una de las zapatillas del año.

En la zona del medio pie cuenta también con el mismo material que el sistema wave. Pero si en el talón tiene forma de ola en el mar en esta zona es plano para dar estabilidad y cierto control a la pisada. A partir del mediopié se acaba el Wave y nos encontramos con 3 líneas de flexión que permiten que la zapatilla flexe muy bien y la pisada sea fluida y rápida. 

En esta zona de los metatarsos al no tener Wave no es la mejor opción para corredores que busquen también ahí amortiguación. Y es que aún que es el mismo material U4ic, la capa no excesivamente  gruesa y el asfalto se siente cerca.

Lo que menos nos ha gustado

Decimos que no existen zapatillas perfectas porque cada usuario es el encargado de escoger su modelo perfecto. Pero en el caso de la Mizuno hay un elemento que nos ha gustado menos. Se trata de su Upper. Las características de la zapatilla invitan a pensar que serían perfectas incluso para triatlétas de cierto peso y que las puedan utilizar incluso sin calcetines... No es así. 

Al flexionar el pie en el último impulso antes del despegue, la zapatilla se dobla produciendo roce. De tal manera que la parte antes de la cordonera que une el comienzo de la lengueta con el upper  forma una estructura rígida que junto a las costuras hace imposible correr sin calcetines. Incluso con ellos se nota en la parte del comienzo de los dedos del pie esas costuras.

Nada grave pero sí un elemento a tener en cuenta y a mejorar en siguientes ediciones ya que con un upper algo más trabajado desde el punto de vista de la comodidad estaríamos ante una zapatilla realmente espectacular.

El diseño es cosa de gustos, en mi caso como no soy de mucho colorido me parece que la sobriedad del diseño dan un caracter señorial y de zapatilla de calidad. Si os gustan los colores llamativos o elementos que llamen la atención aquí no los encontraréis.

Conclusiones

Uno se da cuenta de si una zapatilla le ha gustado o no cuando antes de correr se acerca al armario y tiene claro que modelo coger (si tienes más de un modelo claro está). En mi caso las Mizuno Rider 17 han sido todo un descubrimiento. Unas zapatillas capaces de proteger mis articulaciones, de ofrecerme ligereza, una pisaba cómoda y reactividad son todo lo que necesito para haberlas convertido en unas auténticas mixtas para entrenar u competir en todo tipo de distancias. Además y tras más de 200 km sus durabilidad promete darnos muchos kilómetros de alegrías.

172 usuarios han consultado sobre esta zapatilla de running

6 usuarios han opinado sobre esta zapatilla de running

© RUNNEA Copyright 2019.