Zapatillas Running 'mizuno wave inspire' mujer

2 zapatillas de running 'mizuno wave inspire' mujer (Mostrando resultados del 1 al 2)
Ordenar por
-48%
Zapatilla de running Mizuno Wave Inspire 16

Guía para elegir qué zapatillas de mujer comprar para correr

Con esta guía rápida, y aplicando los diferentes filtros que tenemos en RUNNEA a tu disposición, esa tarea de elegir qué zapatillas de mujer comprar para correr será más llevadera y fácil, e incluso lograrás reducir el margen de error, y adquirir el calzado deportivo que realmente necesitas para alcanzar tus objetivo deportivos.

Más allá de elegir los filtros básicos de género, marca, tallas y precio, también hay otros apartados que son interesantes a los que debes prestar atención: amortiguación, constitución, tipo de pisada, uso, ritmo, pie y apoyo. 

 ¿Qué nivel de amortiguación elegir?

Hay una clasificación genérica que clasifica las zapatillas running de mujer por su nivel de amortiguación en la mediasuela: tope, media y minimalista. Cada una de ellas hace referencia a la cantidad de material, y por lo tanto a la capacidad de absorción de los impactos en cada pisada.

Tope de amortiguación: Máxima absorción de los impactos y están diseñadas para corredoras con peso elevado.

Amortiguación media: Ni mucho, ni poco. La cantidad óptima de material (intermedia) para correr con buenas sensaciones de amortiguación, confort y ligereza. Corredoras de peso medio..

Minimalista: La cantidad de espuma es más reducida, y están desarrolladas para runners de peso ligero. La sensación de correr descalza y con mayor sensación de contacto con el suelo.

¿Por qué es importante la constitución de la corredora?

Cuando hablamos de la constitución hacemos referencia al peso corporal de la corredora. Así que los kilos, además de la altura, importan a la hora de elegir la zapatilla de running adecuada. Dicho lo cual, la clasificación respecto a la constitución: ligera, media y fuerte con los siguientes rangos de pesos aproximados. 

Ligera: Hasta 55 kilos.

Media: De 55 a 65 kilos.

Fuerte: A partir de los 65 kilos en adelante.

La combinación de variables como la amortiguación y el tipo de constitución de la corredora da pie para introducir el famoso concepto de drop, por si te estás preguntando: ¿Qué es el drop en una zapatilla running para mujer? Básicamente la diferencia de alturas entre la zona del talón y de la parte delantera de la zapatilla, en milímetros. La regla general, aunque siempre hay excepciones, es:

Drop bajos: Por debajo de los 8 milímetros. Corredoras muy ligeras.

Drop intermedio: Entre 8 y 10 milímetros. Corredoras de peso medio.

Drop alto: A partir de 10 milímetros, en adelante. Corredoras de peso elevado.

¿Cuál es tu tipo de pisada: neutra, pronadora y supinadora?

El tipo de pisada es otra de las variables a tener en cuenta para comprar una zapatilla de mujer para correr u otra. Lo más conveniente es acudir a la consulta de un podólogo deportivo para hacer un análisis biomecánico de la pisada, pero el “truco casero” para distinguir cuál es tu tipo de pisada está en fijarse en qué zona se desgasta más tu calzado deportivo. 

Pisada neutra: El desgaste del modelo es más homogéneo y tiende a producir más en la zona central de la zapatilla.

Pisada supinadora: El desgaste está más localizado en la zona exterior de la zapatilla.

Pisada pronadora: El desgaste se produce más hacia la zona interior de la zapatilla.

¿Qué uso tienes pensado darle a tu zapatilla para correr?

También debes tener claro que no es lo mismo comprar una zapatilla de entrenamiento que una zapatilla mixta o un modelo de competición. Así que el uso que tienes pensado darle será otro factor determinante para encontrar tu zapatilla para correr ideal. Entonces, las diferencias en estas categorías son las siguientes:

Zapatilla de entrenamiento: Modelos diseñados para sesiones de running habituales.

Zapatilla mixta: Modelos con los que puedes combinar los entrenamientos de calidad (series, fartleks, etc.) y los días de competición en carreras populares.

Zapatilla de competición: Modelos enfocados a esos días en los que te toca entrar en acción en una carrera popular con el dorsal colgado al pecho.

¿Cuáles son tus ritmos de carrera?

En relación con la categorización anterior de zapatillas de entrenamiento, mixtas o de competición, las zapatillas de running para mujer también las podemos clasificar en función del ritmo de carrera que seas capaz de mantener. En líneas generales, los rangos de ritmos, en minutos por kilómetro recorrido, son los siguientes:

5:30 min/km o superiores: Zapatillas de entrenamiento diario para runners de peso alto.

Entre 4:30 y 5:30 min/km: Zapatillas de entrenamiento y mixtas para corredoras de peso medio.

Por debajo de 4:30 min/km: Zapatillas de competición, o también las llamadas zapatillas voladoras, para atletas de peso muy ligero.

La importancia del tipo de apoyo del pie

Atendiendo a la morfología del pie, por otro lado, el tipo de apoyo en cada impacto sobre el asfalto es otra variable que no puede quedar en segundo plano para decantarse por uno u otra silueta para salir a correr:

Talón: El impacto se produce en la zona posterior de la zapatilla, técnica de carrera no tan depurada. Terreno exclusivo de las zapatillas de entrenamiento, aunque también puede entrar algún modelo mixto concreto.

Central/delantera: El impacto se produce bien en la parte media o bien en la zona del antepié de la zapatilla. Exige una buena técnica de carrera, cuanto más depurada, mejor. Zapatillas de competición y/o mixtas.

las Zapatillas de running sobre las que los usuarios hablan
Brooks Levitate 5

Brooks Levitate 5, una zapatilla de entrenamiento que lo tiene prácticamente todo

8.8 8.8

Scott Speed Carbon RC

Scott Speed Carbon RC, un nuevo competidor en la guerra del carbono

8.5 8.5

Brooks Cascadia 16

Brooks Cascadia 16, una remodelación completa para explorar cualquier camino

7.8 7.8

Salomon Sense Ride 4

Salomon Sense Ride 4, una clásica todoterreno capaz de reinventarse

8.1 8.1