New Balance Fresh Foam Boracay: Review

Estás viendo
New Balance Fresh Foam Boracay
Comparar
New Balance Fresh Foam Boracay

Opinión del especialista 8/10

Opiniones de los usuarios N/A

¿Tienes dudas? Consulta al experto

Valorar New Balance Fresh Foam Boracay

¿Quieres estas zapatillas más baratas?

Te avisamos cuando estén disponibles

Los mejores precios del mercado:

New Balance Fresh Foam Boracay - Zapatillas de running para mujer
56,87€
Disponible en
Amazon Prime
39
New Balance Fresh Foam Boracay - Zapatillas de running para mujer
100,00€
Disponible en
Amazon
36.5
Siguenos en

No es una zapatilla mixta, pero no tiene nada que envidiarla

El Fresh Foam fue uno de los lanzamientos más sonados de New Balance en 2014, que casi parece haber sido "el año de la mediasuela" porque han sido varias las marcas que han estado centrándose casi más en los compuestos utilizados que en cómo resultaban en sus modelos.

Más que un compuesto, es una tecnología y las primeras zapatillas en implementarlo comercialmente fueron las Fresh Foam 980 que granjearon seguidores y detractores a partes iguales.

Gran parte de las quejas venían por la sorpresa al utilizarlas porque el Fresh Foam no era como se promocionaba, no es una nube blandita y acolchada sino que tiene un tacto más bien firme y tampoco eran unas zapatillas maximalistas por más que lo aparentaran.

Review Fresh Foam Boracay

Ninguna de las dos cosas fue enmendada a tiempo por la marca, al menos, no recondujeron el mensaje públicamente (no entiendo por qué) así que perdieron la oportunidad de haber dado un buen pelotazo con las Fresh Foam 980 porque, al margen de esos temas marketinianos, funcionaba muy bien y, quitando alguna peguilla como lo ajustado de su horma gustaban mucho y daban mucho juego.

Aprendida la lección y corregidas algunas cosas (comprobadas previamente en modelos como las Fresh Foam 980 Trail), lanzaron la segunda versión de la familia, que pasa a incluir un nombre en su denominación: Fresh Foam Boracay.

Por cierto, antes de empezar, para que nadie se haga líos con las denominaciones de los modelos de esta saga porque se ha liado una buena y en algunos sitios no sólo no aclaran, sino que lían más:

  • Primer Modelo: 980 Fresh Foam.
  • Segundo Modelo: Fresh Foam Boracay (equivaldría a unas 980 Fresh Foam V2) 
  • Tercer Modelo: Fresh Foam Boracay V2 (las que se han adelantado con lo de la Edición Sevilla y que saldrán a la venta en 2016).

Soy uno de los que estuvieron muy a gusto con las primeras (lo que no quita para que haya criticado mucho a New Balance por el tema marketiniano), ¿me habrán ido bien las nuevas Fresh Foam Boracay? Seguid leyendo y juzgad por vosotros mismos.

Review Fresh Foam Boracay

Mediasuela y Amortiguación

Está claro que el Fresh Foam no sólo no fracasó sino que está siendo una de las apuestas claras de New Balance. Le está dando muy buenos resultados en zapatillas con un éxito tremendo (Fresh Foam Zante) y su continuidad está garantizada porque para 2016 lo implementan en una de sus zapatillas icónicas, las 1080 Fresh Foam.

Como en todas las zapatillas que utilizan esta tecnología (al menos en las que se han lanzado hasta ahora), la mediasuela es un único bloque de Fresh Foam, todo de la misma densidad y que no contiene ninguna placa o pieza rígida en su interior. Es decir, únicamente recurre al juego con las dimensiones y formas que va tomando para ofrecer la amortiguación, rebote, flexión, etc.

El tacto es más bien firme, no como una piedra porque en el momento de la recepción cede un poquito, pero el global cae claramente hacia el lado durete, algo que puede resultar extraño al ver una mediasuela aparentemente voluminosa. Esa firmeza es lo que le permite no necesitar ayuda de dobles densidades ni de piezas de TPU o similares para controlar la flexión y la torsión. De hecho, llama la atención en esos dos aspectos, sobre todo en el primero porque flexa de una forma muy progresiva.

Al ser bastante plana en la suela y tener bastante base, junto con sus cuatro milímetros de drop (en mis mediciones sobre este modelo me sale algún milímetro más) y el tacto firme del compuesto, se nota bastante estable, sobre todo, para quienes tengan una técnica decentilla. Si encima se pisa de mediopié, son una delicia.

Review Fresh Foam Boracay

El perfil es intermedio, con 23 milímetros en talón (más cinco milímetros de plantilla) y al no ceder mucho, prácticamente se mantiene al correr. Aunque tengan sólo cuatro milímetros de drop, la puntera está bastante curvada y se acelera mucho la transición en al última fase de la pisada así que como el Fresh Foam es también respondón y tiene bastante rebote, permiten una pisada muy ágil y rápida. Quienes tengan un tobillo reactivo le sacarán mucho rendimiento.

Por último, falta hablar de otra de las señas de identidad de estas zapatillas: las formas cóncavas y convexas, que se han rediseñado en esta versión. Ahora, únicamente hay formas convexas en la parte interior del talón, para dar soporte y se deja todo el resto a las cóncavas, que permiten una mayor compresión. También se han rediseñado los hexágonos, de manera que ahora son algo más alargados, salvo en zonas como el exterior del talón.

Parecerá una tontería, pero es increíble hasta qué punto puede llegar a notarse el simple diseño del borde de la mediasuela y, para los escépticos, no hay más que presionar con el dedo en el talón exterior e interior y en la zona delantera para ver que la forma en que se deja comprimir es muy diferente así que imaginaros en marcha.

El Fresh Foam se comporta bastante bien con todas las temperaturas y no resiste mal el paso de los kilómetros pero diría que si se nota diferencia si comparamos el comportamiento con mucho frío o con mucho calor (más blando en ese segundo caso) y, lo que no le hace mucha gracia son los encontronazos con piedras o similares porque le dejan unas buenas cicatrices (con éstas no me ha pasado, pero sí con las 980 Fresh Foam en la zona del arco).

Review Fresh Foam Boracay

Suela

En este caso, la suela es una pieza vital porque ha de trabajar en perfecta armonía con la mediasuela y forma entre ambas un todo único porque, si no, temas como la flexión serían un fiasco.

Está completamente cubierta con blown Rubber con un diseño evolucionado respecto a la versión anterior, que diferencia claramente las zonas de apoyo como los metatarsos donde los hexágonos son de mayor tamaño y las que requieren una mayor flexión, sin necesitar tanto apoyo como, por ejemplo, la zona media.

Los hexágonos están además orientados haciendo una ligera curva como la que sigue el pie al correr y, si nos fijamos bien vemos, que en talón y en antepié tienen un rayado ondulado que les da algo más de agarre.

La zona exterior del talón está segmentada (aunque casi ni se aprecia) para que el pie apoye firme cuanto caemos con esa zona.

Review Fresh Foam Boracay

Los tacos son relativamente profundos (unos tres milímetros) pero al haber tanta superficie de contacto, no terminan de ir finas en arena suelta. Ahora, si es compacta, no tienen nada que envidiar al comportamiento en asfalto, que es donde mejor van. Eso sí, que sea en seco porque si está mojado, en asfalto no se nota mucha pérdida pero en aceras o pasos de peatones, patinan bastante, aunque estén mojados sólo por el relente o una de esas nieblas de mucha humedad. Donde no se les puede sacar punta es en el césped, ahí mejor no meterse, esté seco o mojado.

La durabilidad no es mala aunque depende bastante de la técnica del corredor porque si es de los que arrastran el pie, probablemente las gasten bastante rápido. Lo que me llama la atención es que me pulo muy rápido el final de la puntera pero creo que no es por un defecto o fallo de la zapatilla sino por el tipo de pisada y ritmos que me motivan a hacer porque, como he comentado antes, la fase final de la pisada se puede hacer muy rápido así que es fácil salir impulsando fuerte con la puntita y eso supone mucho desgaste en esa zona. Si se usan para correr más tranquilo, apoyando con algo más de calma, pueden durar mucho kilómetros y tener un desgaste mucho más homogéneo.

Review Fresh Foam Boracay

Upper

En esta zona es donde se ha notado una gran evolución y, aunque no salte a la vista, para quien tenga un poco de sensibilidad o esté acostumbrado a cacharrear con zapatillas, los cambios son significativos. Además, en esta versión negra, hay ligeras diferencias.

La capa exterior es una única pieza, literalmente, sólo está la tela y los refuerzos termopegados. Es una tela bicapa bastante tupida, pero que transpira bien y, de hecho llega a transparentar así que no tengáis miedo, que no vais a pasar calor.

Además, el ajuste que se consigue es muy bueno sin que ello perjudique a su adaptabilidad ya que se deforman todo lo que le exija el movimiento del pie. En ningún momento se notan presiones inadecuadas, no hay mordeduras ni en la piel ni en el propio upper, etc.

Al no tener piezas rígidas, quedan bastante ajustadas al pie, aunque no es el típico upper que es como un calcetín sino que se notan casi como unas normales. Además, con el poquito de elasticidad que tiene el upper y el punto de amplitud que le han dado, han solucionado una de las mayores pegas que le ponían al primer modelo. Donde más se nota es en el antepié donde se ha retrasado un poco el primer ojal, y eso amplía bastante el espacio.

Es de las pocas zapatillas que no tienen ningún tipo de protección en la puntera y me parece curiosísimo pero, menos mal porque, como acaba bastante afilada, si se vuelve más rígida, posiblemente limitaría más el espacio. No obstante, no hay que dejarse llevar por esa ausencia porque el diseño que han usado para los refuerzos de la puntera le permiten sujetar de sobra sin restringir el espacio así que no vais a llevar el pie bailando, vais a poder puntear todo lo que queráis. No son unas zapatillas para hacer a saco los giros de 180 grados de una milla, pero no se va el pie en los giros.

El mediopié sigue la misma filosofía: un upper ajustadete y un conjunto de tiras que abrazan al pie. La ojetera está integrada en una pieza a la que van llegando todos esos tirantes y los ojales quedan ligeramente salidos con lo que se comportan casi de manera independiente. Y, como los cordones son ligeramente elásticos (y kilométricos), es fácil conseguir un ajuste preciso que sujete firme pero sin agobiar o estrangular al pie.

Review Fresh Foam Boracay

La lengüeta no es de tipo botín, está suelta y me gusta mucho la solución de dejarle la parte inicial con una pieza elástica (en este caso neopreno) porque puedes tirar de ella incluso cuando están atadas las zapatillas. Lo que no me gusta es cómo queda respecto al resto del conjunto, creo que es demasiado acolchada y, sin embargo, la sensación en marcha no es de que sea tan mullidita. Pero, lo que es peor, sigo notando que me cuesta colocarla a gusto, es como si los laterales se enrollaran hacia dentro y diría que es por ese grosor. Soy partidario de convertirla en un botín enganchándola en los laterales.

En cuanto al talón, aunque no sean de natural running, toman de él algunos principios como lo de ser más bien bajito para dejar cierta libertad de movimiento. Hay mucha diferencia entre la altura del aquiles y del maléolo pero no porque suban mucho, sino porque la curva baja mucho.

Como es bastante ancho, dan sensación de sujetar menos de lo que realmente sujetan. No obstante, los cordones son kilométricos así que, a quien le pase esto, no tiene más que utilizar el ojal adicional para conseguir un mejor ajuste (le cambia completamente el carácter a las Fresh Foam Boracay el hecho de llevar el tobillo más apretado por el collar).

Review Fresh Foam Boracay

El collar es bastante acolchadito, en la línea de la lengüeta y en la parte baja tiene un contrafuerte no excesivamente rígido y más bien pequeño, suficiente para sujetar, pero que no persigue ser de ésos que casi te bloquean el pie.

La verdad es que es un upper un tanto desconcertante y no sabría decantarme por el "me gusta" o el "no me gusta" porque tiene un poco de todo. Si tuviera que elegir una de las dos cosas, le daría el positivo porque en el global me parece bueno y es muy cómodo, pero hay 'detallines' que quizá habría que intentar limar (y que creo que sí que han cambiado en la próxima versión).

Review Fresh Foam Boracay

Horma

La horma da un poco más de amplitud que la primera versión aunque sigue manteniendo la misma sensación de ser normal tirando a anchita en la base pero con buen ajuste y con una puntera afilada.

Es decir, permiten utilizar plantillas sin problemas porque tienen bastante base y no marcan mucho el arco, el tobillo es amplio y en el mediopié no agobian, pero al llegar a la puntera, se cierran bastante rápido lo que sumado a la curvatura de la puntera les hace tallar un poquito cortas con lo que no es raro tener que ir a por media talla más de la habitual.

Review Fresh Foam Boracay

Dinámica

Las Fresh Foam Boracay pueden ser muy ágiles, mucho más de lo que la mayoría se piensa y si encima es el modelo de esta prueba que es más ligero que otros acabados, más aún.

Éstas negras, en el 8.5 USA de la prueba están por debajo de los 240 gramos, unos diez grametes menos que las primeras Fresh Foam Boracay así que imaginaros las sensaciones que pueden transmitir unas zapatillas de entrenamiento de este peso, con tacto firme y la transición de pisada que tienen éstas. Es una pasada pensar que hay zapatillas puramente de entrenamiento que rompen la barrera de los 250 gramos y siguen manteniendo estas cotas de estructura.

No son unas zapatillas mixtas, ni de lejos, pero si se les invita a una fiesta, os aseguro que son capaces de rodar muy rápido e ir a la par de muchas de las mixtas, no tienen nada que envidiarle (van sub 4'/km sin enterarse).

La ventaja es que, cuando toca ponerse a ritmos más tranquilos, salvando el punto de firmeza, todo lo demás son ventajas ya que ahí es cuando se le saca partido a ese carácter de zapatilla de entrenamiento, a su anchura, estabilidad, etc.

Como más se disfrutan es con una pisada de mediopié y yendo por asfalto o tierra compacta y cuanto más ágil sea la transición de la pisada, más se pueden exprimir pero, dentro de las zapatillas de drop bajo (cuatro milímetros), son bastante permisivas en cuanto a la técnica y, aunque se note el pie planito, no se notan excesivamente exigentes de cara a la cadena posterior. Esto es gracias a la firmeza del Fresh Foam ya que al no comprimir mucho, en marcha no se reduce el drop tanto como pasa con otras zapatillas que comprimen mucho en el talón. Por lo tanto, pueden ser interesantes para quien quiera empezar a probar con drops bajitos.

Para los corredores urbanitas y asfalteros, geniales salvo cuando aparece la lluvia así que, hay que tenerlo en cuenta si somos de los que pisamos mucho carril bici en horas intempestivas (muy de madrugada o cuando ya es de noche) pero, por lo demás, muy dignas.

Dan mucho juego para entrenamientos alegres, con cambios de ritmo y series largas (pueden unas buenas "segundas de a bordo" para los que tengan una berlina rodadora y quieran algo un poquito más alegre pero dentro del segmento de entrenamiento) y podrían ser incluso zapatillas de competición para medias y largas distancias para los que andan rondando los 4'/km. Por ejemplo, ideales como zapatillas para las maratones en la horquilla de las 2:50' – 3:15' en las que muchos se empeñan en ir con mixtas y que se hacen mucho mejor con unas de entrenamiento ligeritas.

Para los que somos ligeritos y de rodar alegre, ideal como zapatilla para todo porque, como he comentado antes, te permiten ir a ritmos todo lo lento que quieras y, si toca pisar el acelerador, se apuntan al jaleo sin dudarlo.

Review Fresh Foam Boracay

PROs & CONs

PROs

  • Muy ligeras.
  • Muy ágiles.
  • Transpirabilidad y ajuste del upper.
  • Rango de ritmos que permiten.

CONtras

  • Agarre en mojado, sobre todo en aceras y pasos de peatones.
  • Tallan cortitas.
  • La lengüeta no termina de quedar resuelta.

Review Fresh Foam Boracay

Valoraciones del probador de Runnea

  • Ligereza: 9.
  • Amortiguación: 8.
  • Flexibilidad: 7.
  • Respuesta: 9.
  • Estabilidad: 8.
  • Agarre: 7.

29 usuarios han consultado sobre esta zapatilla de running

¿Quieres ser el primer runner en opinar sobre esta zapatilla de running?

© RUNNEA Copyright 2019.